Textos y fotos »

Batacazo de la vivienda en julio: las compras se desplomaron un 21% según la estadística notarial

Diario- José Luis Aranda 10/09/2019
Los prestamos hipotecarios para comprar pisos y casas cayeron un 23,2% en el primer mes con la nueva normativa
 

Los indicios de que el mercado inmobiliario se está ralentizando se acumulan. Y en ocasiones el sector no vive un pequeño contratiempo, sino un auténtico batacazo. Es lo que sucedió el pasado julio con la compra de vivienda y con la firma de hipotecas. Las operaciones se desplomaron en ambos casos por encima de un 20% respecto al año pasado, según la estadística de los notarios conocida este martes. 

Concretamente, la compraventa de pisos y casas cayó un 20,8% respecto a julio de 2018. En términos absolutos, los notarios registraron 46.016 operaciones. El precio de las viviendas que fueron objeto de esas transacciones se situó en 1.453 euros por metro cuadrado como media, un 1% menos que un año antes. Por tipología de vivienda, cayó el valor medio de los pisos (-1,4%) mientras que subió el de los unifamiliares (2,3%).

En cuanto a los préstamos hipotecarios para comprar vivienda, la estadística de este martes registró una bajada aún mayor: un 23,2% con respecto al mismo mes del año pasado. En cifras se corresponde con 20.850 nuevos préstamos, cuya cuantía media se incrementó ligeramente en términos anuales (un 0,2%) hasta los 149.176 euros. Y la caída todavía fue todavía mayor para el conjunto de préstamos hipotecarios (es decir, todos los firmados y no solo los que iban destinados a adquirir un inmueble residencial) ya que durante el séptimo mes del año se firmaron 26.931, un 29% en términos interanuales.

Además, los préstamos hipotecarios concedidos para la construcción de viviendas cayeron un 53,1%, aunque el tamaño muestral en este caso es mucho más reducido (se concedieron 274 en julio), Mientras, los dedicados a financiación empresarial fueron 318, un 31,7% menos que hace un año. 

Nueva ley

Los notarios ya recogieron en su estadística de junio caídas similares en el mercado de la vivienda. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (que usa como base los registros de la propiedad y no las notarías) siguieron la misma tendencia aunque más atenuada: en junio la caída de las compraventas rondó el 9% y las cifras de julio no se conocerán hasta dentro de dos días.

Aunque los datos son llamativos, hay que tener en cuenta que el sector estrenó en junio la nueva ley hipotecaria con algunas dificultades por la puesta en marcha del nuevo procedimiento de comunicación entre entidades y notarías. El problema se solucionó con una solución temporal que se aplicó hasta el 31 de julio, pero pudo dar lugar al retraso en algunas firmas. Habrá que esperar a estadísticas sucesivas para ver si los tropiezos de junio y julio se quedan en eso o si representan una inflexión de un mercado acostumbrado a crecer con holgura durante los últimos cinco años.