Textos y fotos »

Amazon vende lavadoras y neveras pero no retira las antiguas, según denuncian los comerciantes

Diario- El País 10/10/2019
Los distribuidores de electrodomésticos acusan a los gigantes del comercio electrónico incumplen la normativa de residuos
 

La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE) ha denunciado que Amazon, eBay y otras firmas de comercio electrónico venden electrodomésticos como lavadoras y frigoríficos sin cumplir con la obligación de retirar los aparatos antiguos.

La acusación de FECE denunció el pasado mes de abril a Amazon ante el Área de Disciplina Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid por incumplimiento del Real Decreto 110/225 obre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), según señaló la asociación este jueves en un comunicado.

El artículo 22 del decreto que encomienda a los distribuidores la obligación de recoger gratuitamente el viejo aparato sustituido cuando se adquiere uno nuevo, ya se entregue el nuevo en un punto de venta o en el propio hogar del consumidor. En el caso de los comercios a distancia, la recogida ha de realizarse en el punto de entrega del aparato o en el domicilio del comprador, siempre de forma gratuita, servicio que, según FECE, Amazon no realiza de forma generalizada.

Así, la denuncia recoge varios ejemplos en los que Amazon informa a los clientes de que no se hace cargo de la recogida de los aparatos usados sustituidos.

Letra pequeña

Además, para FECE el incumplimiento del decreto afecta también al artículo 11, según el cual, "los distribuidores que realicen tanto venta presencial como a distancia, difundirán la información relativa a la correcta recogida de RAEE en sus establecimientos y en la recogida efectuada en los hogares de los consumidores".

En este sentido FECE apunta que "sólo en el caso de que el consumidor insista en la recogida a pesar de varias negativas previas, Amazon deriva la responsabilidad de la retirada del residuo a las empresas de transporte que distribuyen sus productos".

Asimismo, la asociación denuncia que la información ofrecida en la web de Amazon, "en un lugar de difícil identificación dentro de su página "devoluciones", incumpliendo así la obligación legal, no advierte de la obligatoriedad de recogida y excede la normativa al exigir al consumidor envolver el producto después de sugerirle depositarlo en un punto limpio o llevarlo a una oficina de Correos".