Textos y fotos »

IAG defiende que Bruselas no imponga ninguna condición a la compra de Air Europa

Diario- Ramón Muñoz 08/11/2019
El propietario de Iberia recorta previsiones de beneficio y capacidad para los próximos tres años
 

IIAG, el holding al que pertenecen British Airways , Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level, quiere ponerse la venda antes de la herida ante una posible imposición de condiciones por parte las autoridades de Competencia, tanto nacionales como de la UE, para autorizar la compra de Air Europa por Iberia por 1.000 millones de euros.

Tanto Ryanair como Air France-KLM ya han solicitado a Bruselas que le imponga una reducción de los derechos de vuelo, en particular en el aeropuerto de Barajas, donde IAG cuenta actualmente con una cuota del 49% y en Barcelona, donde alcanza el 48%, según los datos hechos públicos este viernes por IAG, y que se dispararán por encima del 50% con la compra de la aerolínea d ela familia Hidalgo.

Con motivo del día del inversor (Capital Markets Day), IAG insistió en su presentación en que la adquisición de Air Europa no trastocará los equilibrios del mercado aéreo proque este es ya "muy competitivo" y la red destinos de Iberia y Air Europa son "complementarias" tanto en España, como en Europa o Sudamérica, los tres mercados donde ambas compañías centran sus operaciones desde Madrid.

Cuotas de mercado

Así, según sus cálculos, el peso del grupo aéreo en España tras la adquisición de Air Europa pasaría del 17% al 19%, frente al 22% que tendría Ryanair, el 10% de EasyJet y el 8% de Vueling.

En los vuelos internos, su cuota se ampliará del 52% al 66%, mientras que en los desplazamientos desde Madrid, donde IAG incluye los viajes en AVE, su cuota se verá incrementada del 26% al 37%. Respecto a las conexiones entre Europa e Hispanoamérica (sin incluir el Caribe), IAG sostiene que tras la adquisición su peso en este corredor ascenderá hasta el 26%, gracias a los siete puntos porcentuales que añadirá por la aerolínea de Globalia.

El consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, dijo que la operación permitirá que el aeropuerto de Madrid se convierta en un hub global similar al que supone Ämsterdam para KLM o París para Air France, con lo que podrá ganar terreno en las conexiones hacia Asia, ya que ahora la infraestructura está muy centrada en las conexiones con Latinoamérica.

Para los usuarios, supondrá más disponibilidad de horarios y más flexibilidad para volar hacia más destinos, sin que suban los precios, razonó Gallego. Además, será "más fuerte para proteger el empleo", como sucedió con el caso de Vueling que, tras su compra por IAG, ha visto crecer su negocio y sun plantilla.

Recorte de previsiones

La compañía presentó ayer su plan estratégico a tres años, tras anunciar este lunes la compra de Air Europa. En el mismo, reduce al 3,4% el crecimiento de la capacidad (medida en asientos por kilómetro) desde el 6% anterior que preveía para el periodo 2019-2023.

Incluso para 2020, cuando si los reguladores aprueban la operación habrá incluido ya a Air Europa en su perímetro, prevé un crecimiento de la capacidad de solo el 3,2%, por el impacto de la huelga de pilotos de British Airways en el 2019 y el año bisiesto en 2020.

El recorte en la capacidad se traslada a las previsiones de beneficio por acción, que baja del 12% al 10%, aunque mantiene su previsión de obtener un retorno sobre el capital invertido del 15%, y el margen de beneficio operativo de entre el 12% y el 15%.

El holding fija un objetivo de inversión bruta de 4.700 millones de euros al año, frente a los 2.600 millones netos anunciados previamente, aunque las cifras no son comparables porque IAG ha cambiado la métrica de inversión. Esta partida incluye ahora "la inversión total en flota, productos para clientes, tecnologías de la información e infraestructura antes de ingresos por la venta de propiedades, plantas, equipamiento y activos intangibles".