Textos y fotos »

Ben Yedder, el rey de Mónaco

Diario- Rafael Pineda 12/12/2019
El exsevillista es "pichichi" de la Liga francesa mientras en Nervión añoran sus goles
 

"Igual si tuviéramos a Ben Yedder este Sevilla sería otro Sevilla. Lo que no voy a negar es que es un gran jugador y que lo vendimos por una cuestión económica y de ajustar balances". Las palabras de Monchi sobre Ben Yedder en Radio Sevilla el pasado mes de octubre cobran trascendencia después de una pasada jornada liguera en la que el exsevillista anotó su gol número 11 para convertirse en el pichichi de la Ligue 1 francesa. Al mismo tiempo, el Sevilla, tercero de LaLiga, se dejó dos puntos en Pamplona por su falta de puntería. Ben Yedder, vendido este verano por 22 millones al Mónaco más la llegada de Rony Lopes, tasado en 20, lleva él solo dos goles más que todos los delanteros actuales del Sevilla: Ocampos (5), De Jong (2), Chicharito (1), Munir (1) y Dabbur (0). Y Ocampos no es un delantero nato. El goleador del Mónaco maravilla en la Liga francesa, destacando en un equipo que empezó muy mal, pero se está rehabilitando gracias a los tantos del atacante francés de origen tunecino.

"Siento que no tengo límites", argumentó Ben Yedder justo después de que el conjunto monegasco derrotara al Amiens (3-0). El punta hizo el primer tanto y lleva ya los mismos que su compatriota Benzema en el Madrid (11). Su cifra de goles la superan otros artilleros de las grandes Ligas (Vardy, 16 en Inglaterra; Immobile, 17 en Italia; Messi, 12 en España y Lewandowski, 16 en Alemania), pero en Francia Ben Yedder está por delante de jugadores de Mbappé (7) y Depay (9).

La productividad de Ben Yedder ha sido una constante en su carrera. Monchi apostó por él en el verano de 2016. El club andaluz pagó nueve millones de euros por un delantero que había anotado 23 tantos con el Toulouse, a donde llegó proveniente del fútbol sala —fue dos veces internacional absoluto con Francia en esta disciplina—. Con anterioridad, en 2015, marcó 14 y, en 2014, 16.

Ya en el Sevilla, Sampaoli alineó antes a Vietto que al francés, que respondió con 18 goles. Eduardo Berizzo y luego Mon tella apostaron por Luis Muriel, pero Ben Yedder logró 22 tantos. Dos de ellos, en Old Trafford ante el Manchester United, le permitieron al Sevilla alcanzar los cuartos de la Champions, con lo que se ganó de forma definitiva el corazón de los sevillistas. Todavía el curso pasado, Machín dio el visto bueno a su salida en verano mientras añoraba el fichaje de Portu, al que entrenó en el Girona. 30 goles fueron la respuesta del galo tras ser rehabilitado como indiscutible por Joaquín Caparrós.

"Si queremos pagar una plan tilla por encima de nuestras posibilidades no tenemos más remedio que asumir estas operaciones", recalcó Monchi tras vender a Ben Yedder y a Sarabia, traspasado al PSG por 20 millones. Tan seguro se siente ahora Ben Yedder que no duda en que será el nueve de Francia en la próxima Eurocopa. En Mónaco es el rey. "Fue el único equipo que apostó por mí de verdad y debo responderle", cuenta el punta.

Mientras Ben Yedder destaca en Francia, Lopetegui colocó a Chicharito Hernández de titular en Pamplona después de haber contado casi todos los encuentros con el holandés De Jong. El mexicano jugó con una enorme ansiedad y no pudo marcar. En Sevilla flota la pregunta de dónde estaría el equipo armado por Lopetegui con un delantero como Ben Yedder. "Es verdad que nuestros puntas no están haciendo goles, pero estoy seguro de que romperán esta sequía. Queda mucho y confío en ellos", afirmó el presidente, José Castro, antes de viajar a Chipre para medirse al Apoel en la Liga Europa.

El equipo andaluz fichó como delanteros para esta temporada a Dabbur (17 millones al Salzburgo); De Jong (12 millones al PSV) y Chicharito Hernández (ocho millones al West Ham). Entre los tres llevan tres goles en LaLiga. El tercer puesto del que goza se asienta en otras virtudes mientras Monchi está dispuesto a sacarse de su chistera un delantero de nivel que consolide las aspiraciones del Sevilla de Lopetegui.