Textos y fotos »

Escándalos pedófilos, autoficción desbocada y un nuevo "Mein Kampf"

Diario- Álex Vicente 08/01/2020
La polémica provocada por la novela "Le consentement" marca el arranque del año literario en Francia, durante el que llegarán nuevas obras de Frédéric Beigbeder y Pierre Lemaitre, además de una reedición de la obra de Hitler
 

De las 481 novelas que llegarán a las librerías francesas en enero –en la llamada segunda rentrée literaria tras la de septiembre, que cobra cada vez más importancia en el calendario de lanzamientos–, un título eclipsa al resto de novedades: Le consentement, testimonio de la relación que la autora del libro, la editora Vanessa Springora, mantuvo con el intelectual Gabriel Matzneff cuando ella tenía 14 años y él superaba los 50. Publicado por Grasset el 2 de enero, el libro se ha convertido en un fenómeno editorial. La primera edición se ha agotado en una semana y la segunda debería alcanzar los 65.000 ejemplares. Sus consecuencias en el sector no tienen precedentes. La editorial Gallimard, que acababa de lanzar, con un flagrante problema de timing, los diarios íntimos de Matzneff, ha anunciado esta semana que retirará el volumen de las librerías. Es la primera vez en la historia de la prestigiosa editorial francesa, conocida por sus portadas en color crema, que se toma una decisión similar. "El sufrimiento expresado deja escuchar una voz cuya fuerza justifica esta medida excepcional", expresó Gallimard en un comunicado.

La publicación del libro también ha provocado la apertura de una investigación por violación a una menor, además de un examen de conciencia colectivo sobre la permisividad con estos casos en los círculos intelectuales del país. Matzneff, que nunca ha escondido su gusto por acostarse con menores, publicó una tribuna en 1977 en defensa de un hombre acusado de pedofilia, que apoyaron firmas tan importantes como las de Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Louis Aragon y Roland Barthes.

Salvando las distancias, otros títulos que reflejan la vida privada de los escritores marcarán la temporada literaria, en lo que parece un enésimo repunte de la autoficción en territorio francés. Por ejemplo, Frédéric Beigbeder ha decidido resucitar a su alter ego, Octave Parango, para clausurar la trilogía iniciada con 13,99 francos y Socorro, perdón. En principio, el tercer volumen no debía tener título: solo un gigantesco emoticono de un hombre llorando de risa preside su portada, aunque la editorial Grasset terminó rebautizándolo como L"homme qui pleure de rire (El hombre que llora de risa) para que los libreros supieran cómo indexarlo. En el libro, Beigbeder recuerda su despido fulminante de la radio pública francesa, donde contaba con una sección semanal, tras presentarse en antena una mañana, tras una noche de juerga, sin haber preparado nada. El autor parte de ese episodio para denunciar, desde su sarcástico mirador, las derivas de una sociedad puritana y rigorista.

En un registro más solemne, Blandine de Caunes recurre a su propia biografía en La mère morte, donde relata la muerte de su progenitora, la escritora feminista Benoîte Groult –cuya obra ha recuperado recientemente Libros del Asteroide–, que falleció en 2016 enferma de alzhéimer. Poco después, moría la propia hija de De Caunes, a los 36 años, en un accidente de tráfico. Por su parte, Régis Jauffret recuerda a su progenitor en Papa, al que descubrió en un reciente documental detenido por la policía de Vichy, un episodio de su vida que nunca le confió antes de morir. Además, el escritor y académico Erik Orsenna discurre en su nuevo libro, Briser en nous la mer gelée, sobre la naturaleza del amor relatando la historia de una pareja divorciada que se reencuentra en el Círculo Polar.

Como Beigbeder, otros literatos cierran este mes las trilogías con las que se ganaron la fama. Pierre Lemaitre, que ganó el Goncourt en 2013 con Nos vemos allá arriba y luego firmó una segunda parte titulada Los colores del incendio, publica ahora Miroir de nos peines, donde convierte a un personaje secundario de su primer libro en protagonista: una mujer treintañera atrapada en el París de 1940, durante la invasión de los nazis y el éxodo de miles de personas. También se anuncia nuevo libro para marzo de un superventas como Joël Dicker, que podría retomar la saga protagonizada de Marcus Goldman, que inició con La verdad sobre el caso Harry Quebert y El libro de los Baltimore.

Por su parte, Daniel Pennac regresa a la serie de la familia Malaussène con La loi du rêveur, donde deja a su protagonista en un coma profundo y le hace revivir episodios de su vida en una versión algo alterada. Otro viaje alucinado es el que propone Jean Echenoz con Vie de Gérard Fulmard, que publican las legendarias Éditions de Minuit, donde sigue la pista a un hombre banal inmerso en una intriga rocambolesca, que le llevará a ponerse a las órdenes de un grupúsculo político fraccionado por la sed de poder de sus militantes.

Pese a todo, la novedad literaria susceptible de hacer más ruido este año es la reedición francesa de Mein Kampf, en preparación desde que el libro entró en el dominio público en 2015. La editorial Fayard prepara una edición crítica del volumen, similar a la que fue publicada en Alemania hace unos años, que provocará que el libro vuelva a estar disponible en las librerías, en pleno auge ultraderechista en todo el continente europeo. La anterior edición en francés del ensayo hitleriano databa de 1934.