Textos y fotos »

Robots, epidemias y un nuevo "West Side Story"

Diario- Álex Vicente 09/01/2020
Grandes directores como Thomas Ostermeier, Simon Stone y Yasmina Reza siguen reinando en Europa y algunos ponen un pie en Broadway
 

En París, el año teatral empieza con un regreso tan esperado como el de Joël Pommerat, estrella de la escena francesa que estrena Contes et légendes en el Teatro Nanterre-Amandiers, donde describe un futuro marcado por la interacción entre humanos y robots, y en la que dirige a un grupo de intérpretes adolescentes. En un registro más popular, otro nombre estelar es el de Alexis Michalik, revelado en 2016 con Edmond, donde relataba la génesis de Cyrano de Bergerac. El director vuelve ahora con Une histoire d"amour, que alterna la crónica de un desamor con un tema candente como la reproducción asistida. Mientras tanto, Arnaud Desplechin, uno de los nombres más destacados del cine de autor francés, recupera Angels in America, la obra cumbre de Tony Kushner sobre la epidemia del sida, en el escenario de la Comédie Française. Otro conocido cineasta, Christophe Honoré, recurrirá a la reputada troupe del templo del teatro parisino, fundado en 1680 por Luis XIV, en Le côté de Guermantes, inspirada en los textos de Proust, que estrenará en abril en el Teatro Marigny. Por su parte, el Teatro de la Colline, que dirige Wajdi Mouawad en París, acogerá las funciones de la nueva obra de Yasmina Reza, Anne-Marie la beauté, monólogo sobre una actriz fracasada que rememora su vida desde el escenario. La interpreta, en un sorprendente cambio de sexo, el actor André Marcon.

La actualidad teatral en el resto de Europa estará marcada por la omnipresencia de Ivo van Hove. Además de aliarse con Isabelle Huppert en un montaje parisino de El zoo de cristal, el director flamenco estrenará en Amberes una adaptación de Quién mató a mi padre, el último libro de Édouard Louis, que luego se verá en el Internationaal Theatre de Ámsterdam. Antes, en febrero, Van Hove tiene una cita cerrada en Broadway, donde desvelará una de las obras más esperadas del año: un montaje de West Side Story con nueva coreografía de su amiga y compatriota Anne Teresa de Keersmaeker.En la Schaubühne de Berlín, Thomas Ostermeier recuperará su última obra, Abgrund, sobre la crisis de los refugiados, y propondrá un Peer Gynt experimental encabezado por la estrella de su compañía, Lars Eidinger. En mayo, el prestigioso teatro berlinés también estrenará la adaptación de Vernon Subutex, la saga literaria de Virginie Despentes. Poco después, Simon Stone representará en Bélgica y Holanda su nueva obra, The Good Hope, que adapta un texto de Herman Heijermans, nombre fundamental del teatro en neerlandés. Stone, residente del Burgtheater de Viena, también tiene a punto una Medea en el off-Broadway, con la actriz Rose Byrne, conocida por sus papeles cómicos en Hollywood, como protagonista.

Las estrellas de cine marcarán la temporada en Broadway: Greta Gerwig y Oscar Isaac se suben al escenario con Tres hermanas de Chéjov, mientras que Armie Hammer lidera el reparto de The Minutes, que marca una nueva colaboración entre el dramaturgo Tracy Letts y la directora Anna D. Shapiro tras el fenómeno que supuso August: Osage County. Nueva York también apostará por la relectura feminista de un puñado de textos clásicos. A partir de febrero, Ruth Negga, vista en Love y Ad Astra, interpretará a Hamlet en la Saint Ann"s Warehouse, en la resurrección de un montaje que ya pudo verse en Dublín en 2018. Coincidirá con un Macbeth con reparto únicamente femenino en el Frederic Loewe Theatre y con otras dos representaciones que denuncian el sexismo intrínseco que contienen textos como Frankenstein y Dracula, ambos en el Angelson Theater, también en el off-Broadway.