Textos y fotos »

Colau y Maragall pactan los presupuestos de Barcelona

Diario- Clara Blanchar 17/01/2020
La presión de ERC logra 100 millones más de inversión en unas cuentas que superan los 3.000 millones
 

Lo nunca visto a dos semanas de la votación final. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del grupo municipal de ERC, Ernest Maragall, anunciaron ayer —con escenificación y foto incluida— que han llegado a un acuerdo para aprobar el presupuesto del Ayuntamiento para 2020. Un pacto que en los próximos días deberá acabar de cerrar flecos para sortear dos votaciones: la semana que viene en la comisión de Economía y el día 31, en el pleno municipal.

La clave del acuerdo es que el gobierno de los comunes y el PSC acepta incrementar en 100 millones de euros las inversiones previstas en el primer proyecto de presupuestos, presentado en octubre pasado. El nuevo presupuesto para 2020 será de 3.000 millones de euros, el mayor de la historia. Los 100 millones de más saldrán en su mayor parte del futuro recargo de la tasa turística y de partidas genéricas que no tenían aplicación asignada.

Con este acuerdo, Maragall se consolida como socio preferente de Colau. Los republicanos ya apoyaron en el último pleno del año pasado al ejecutivo de los comunes y el PSC para sacar adelante las ordenanzas fiscales y los precios públicos, que es necesario aprobar cada año antes del 31 de diciembre.

Entonces la alcaldesa no logró cerrar el acuerdo de presupuestos y las partes se emplazaron a después de las vacaciones de Navidad. En las últimas semanas, el acuerdo de Gobierno alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos con la abstención de los republicanos ha permitido retomar y acelerar la negociación de las cuentas en el Consistorio barcelonés. De hecho, Maragall se ha ofrecido para sacar adelante las cuentas desde comienzos de curso, en septiembre pasado.

El proyecto de presupuestos presentado en octubre pasado ascendía a 2.900 millones de euros, un 9,2% más que las cuentas de 2018 (prorrogadas en 2019). Para apoyarlas, ERC ha exigido aumentar en 100 millones de euros las inversiones (que pasarán del 14% al 18% del total) para reducir las desigualdades, afrontar los problemas de vivienda y la emergencia climática.

Ayer, tras la foto encajando las manos, tanto Colau como Maragall se mostraron abiertos a que Junts per Catalunya se sume al acuerdo y admitieron también que están negociando en el Parlament los Presupuestos de la Generalitat, que todavía no se han presentado.