Textos y fotos »

Una flauta en un penedo

Diario- Julián Carrillo 17/01/2020
Rogelio Groba celebra su 90º aniversario con más de 700 obras escritas que han hecho realidad su sueño de infancia
 

Rogelio Groba ha cumplido 90 años este jueves y tras las esperables celebraciones familiares va a recibir como regalo el homenaje de Galicia. Este -no podría ser de otra forma- consistirá en la interpretación de su música en dos conciertos: este viernes en Ponteareas y el sábado 18 en el Teatro Colón de A Coruña.

Todo empezó en Guláns cuando con 6 años vivía en casa de su abuela y el rapaz perdía el sentido del tiempo tocando su flauta artesanal, subido a una roca. Algo que solo podrán comprender quienes como él han sentido en su cuerpo y en su mente la llamada irresistible del arte. Lo que en lenguaje de una abuela de 1936 solo podía expresarse con una frase como "tes o demo no corpo".

Pero lo que tenía y le fue creciendo a lo largo de los años era mucha música en la cabeza y el deseo de su estreno. Ese proceso que el propio Groba, citando a Leibniz, definía con ocasión de su 80º aniversario como "una fuerza llamada mónada". Un impulso que está detrás del proceso creativo: "Cuando yo hago una obra, esa obra existe ya en mi cabeza. Y cuando esa obra se estrena la escucho fuera, pero antes ya la he escuchado dentro de mí".

El recuerdo de aquellas andanzas infantiles tuvo su plasmación en música, no podía ser de otra manera. La Real Filharmonía de Galicia le homenajeó en 2010 por su 80º aniversario estrenando su Concerto do Lameiro. La obra, un concierto para flauta y orquesta, es un recuerdo de sus primeros pasos con el instrumento. O, en palabras del propio creador, "Una evocación. Si se quiere, una esencia; una metafísica, por así decirlo, gregoriana. Porque el primer contacto que tuve yo con la música culta fue la música gregoriana, ya que mi abuelo había sido seminarista".

De entonces acá, toda una vida consagrada a la música con estudios en Vigo y Madrid y primer premio del Concurso Internacional de Composición Dante Luini en Suiza. A su vuelta a Galicia en 1977 se encontró lo que musicalmente era un erial por desbrozar. "Ni se hablaba de compositores gallegos, que siempre los hubo. Pero hay que tener en cuenta que Galicia nunca tuvo cultura sinfónica, si acaso un poco en A Coruña. Se dice a veces que los gallegos no aprecian lo que hay en Galicia, pero es que entonces no conocían y para amar hay que conocer".

Años antes del nacimiento de la Orquesta Sinfónica de Galicia, Groba dirigió tanto la Orquesta de Cámara de A Coruña como la del Conservatorio. Ambas tuvieron influencia en el desarrollo de la cultura musical de la ciudad: la segunda, en palabras de Groba con ocasión de su 80º aniversario, con "menos presencia pública pero más presencia social. Su pretensión por aquellos años era "crear el ambiente propicio para una orquesta de nivel, digamos, universal. No me comprendieron mucho y fui muy criticado por eso; pero se ha logrado y ahora [2010] hay dos orquestas de nivel".

Rogelio Groba es el compositor más prolífico -calificativo que esas más de 700 obras de su catálogo exigen más que permiten-. Son obras de prácticamente todos los géneros, entre las que se encuentran, si no fallan los datos: un pasodoble; un réquiem; una Misa Gallega; 19 conciertos -de los cuales hay 4 para orquesta, 8 para solista y orquesta de cuerdas y 7 para solista y orquesta-; 6 óperas, una de ellas infantil; 7 sinfonías y 10 cantatas. Una de estas. su Gran cantata xacobea (1993) fue grabada por la London Symphony, dirigida por el propio compositor, en los estudios londinenses de Abbey Road. Y no fue la única grabada allí, también lo fueron sus obras Fauno y Confidencias.

El concierto de este sábado en el Teatro Colón de A Coruña tiene en programa la música de Groba, pero no solo la compuesta por él. También incluye algunas de sus obras favoritas de otros compositores. Empezará por su Sarabanda de 2004 sobre un tema de G.F. Haendel y continuará con su obra Peculiaridades, para clarinete y cuerdas, que contará con el clarinetista griego Spyro Fakiolas como solista.

Sibelius, uno de sus compositores favoritos, estará presente con su Andante festivo. El concierto continuará con la Sinfonía nº 6 del propio Groba y la célebre Aria de la suite en re de J.S. Bach, para finalizar con Soatiña, un concierto para piano que será interpretado por la italiana Elisa D"Auria. El concierto estará interpretado por la Orquesta de Cámara de Galicia y aún quedan entradas del Teatro Colón a la venta.