Textos y fotos »

El exalcalde de Lima Luis Castañeda ingresa a prisión por el "caso Odebrecht"

Diario- Jacqueline Fowks 14/02/2020
El político es acusado de recibir fondos de dos constructoras brasileñas para su campaña electoral en 2014 a cambio de concesiones de obras públicas
 

Luis Castañeda, el exalcalde de Lima (2014-2018), ingresará a prisión preventiva por dos años tras una investigación fiscal por lavado de activos, colusión y asociación ilícita, ligada a la recepción de fondos de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS para su campaña electoral, a cambio de concesiones de obras públicas. 

Castañeda, de acuerdo con la pesquisa, recibió 450.000 dólares por parte de Odebrecht. El expresidente de Grupo OAS, Leo Pinheiro, reveló a fiscales en Perú que su empresa entregó 480.000 dólares al político peruano, según los interrogatorios realizados en Curitiba, Brasil. En la lectura de la resolución este viernes, la jueza María Álvarez determinó la prisión preventiva del exalcalde para evitar que Luis Castañeda obstruya la investigación fiscal que aún continúa. Castañeda permanecerá encarcelado en el penal de Castro Castro, en el este de Lima.

El exalcalde de Lima es investigado por el Equipo Especial de Lava Jato junto al político José Luna, quien es señalado por simular pagos de su universidad y empresa Telesup a Luis Castañeda, de 74 años, para triangular el dinero de las constructoras. El año pasado, el organismo supervisor de la calidad de las universidades del país sudamericano denegó la licencia a Telesup para seguir funcionando. 

José Luna fue congresista de Solidaridad Nacional, el partido con el que llegó Castañeda a la alcaldía de Lima en 2014. Sin embargo, cuando empezaron a aparecer pruebas y confesiones contra el exalcalde, se apartó para fundar una nueva formación política llamada Podemos Perú.

La inscripción de la nueva formación de Luna en el registro de organizaciones políticas contó con la ayuda de uno de los miembros de la red de corrupción en el sistema de justicia, Cuellos Blancos del Puerto. Podemos Perú se presentó a las elecciones parlamentarias del pasado 26 de enero, y logró el congresista más votado en Lima: Daniel Urresti, un militar en retiro que en abril afrontará un juicio por el asesinato de un periodista en 1988.

En una de las diligencias del pedido de prisión preventiva a fin de enero, la fiscal Milagros Salazar informó a la jueza que el colaborador eficaz de la pesquisa, Martín Bustamante, exasesor principal de Castañeda en Lima, recibió amenazas del chófer y también del vocero del político, quienes le pedían dejar de entregar pruebas a las autoridades.

Según Bustamante, Castañeda le habría pedido no delatar a Luna y a Giselle Zegarra, otra funcionaria de confianza del exalcalde que tuvo el cargo de gerente de inversión privada en la capital peruana y era la interlocutora principal de la constructora OAS. Ella también es investigada en este mismo caso. La jueza ha ordenado para Luna y Zegarra comparecencia con restricciones y el pago de una caución.

Castañeda, segundo alcalde de Lima en prisión preventiva

Los hechos de corrupción de Castañeda fueron denunciados desde 2015 por ciudadanos, especialmente jóvenes, que acamparon en la avenida en la que Castañeda inició la construcción de un paso a desnivel sin expediente técnico y para el que usó fondos que quitó a otro proyecto urbano llamado Río Verde. La obra estaba a cargo de la constructora brasileña OAS y era publicitada como una solución al tráfico, problema que no resolvió. Estudiantes de arquitectura y urbanismo también denunciaron entre 2015 y 2016 la inutilidad del proyecto.

El proyecto Río Verde, que anuló Castañeda para pagar a OAS el bypass, contemplaba, entre otros, la construcción de un conjunto de inmuebles para reubicar a las 300 familias de Cantagallo, una comunidad amazónica -de la etnia shipiba, que sufrió un incendio en noviembre de 2016. El asentamiento estaba ubicado a un kilómetro y medio de la Municipalidad de Lima. Hasta la fecha, los antiguos residentes de Cantagallo aún esperan su reubicación.

La tesis fiscal señala, además, que Castañeda firmó contratos de la obra vial Rutas de Lima, a favor de Odebrecht, a cambio de los aportes de campaña. Según informes de la Contraloría, la empresa OAS obtuvo concesiones por más de dos millones de dólares en los cuatro años de gestión de Castañeda.

Castañeda es el segundo alcalde de Lima en prisión preventiva por el caso Odebrecht: desde junio tenía una orden de impedimento de salida del país. Susana Villarán es investigada por corrupción y lavado de dinero, al recibir fondos de dicha empresa y de OAS para su campaña publicitaria contra su destitución en 2013 y por la reelección en 2014. La exalcaldesa cumple prisión preventiva desde mayo del año pasado.

Castañeda se suma así al grupo de los más importantes políticos peruanos investigados por el caso Lava Jato con restricciones a su libertad, como los expresidentes Alejandro Toledo (preso en EE UU y con un pedido de extradición) y Pedro Pablo Kuczynski (en detención domiciliaria). Asimismo, la lideresa opositora y ex candidata presidencial Keiko Fujimori continúa en prisión preventiva. En 2018, el Tribunal Constitucional excarceló al expresidente Ollanta Humala y a su esposa, quienes estuvieron nueve meses en prisión preventiva. Alan García se suicidó, en abril pasado, cuando un fiscal y policías llegaron a su casa para cumplir una orden de detención preliminar, en el marco de una investigación por sobornos pagados por Odebrecht.