Textos y fotos »

Estados Unidos prohíbe la entrada a Carlos Bonavides

Diario- El País 08/03/2017
El actor conocido por interpretar al personaje de Huicho Domínguez denuncia que ha sido acusado de pretender trabajar sin permiso
 

El actor Carlos Bonavides, conocido por interpretar al personaje de Huicho Domínguez en las telenovelas El premio mayor y Salud, dinero y amor, denunció este martes que autoridades migratorias le impidieron la entrada a Estados Unidos y le cancelaron el visado de turista durante cinco años en el aeropuerto de Houston (Texas), acusado de pretender trabajar sin permiso en el país vecino. El intérprete, de 76 años, iba acompañado por las actrices Maribel Fernández La Pelangocha y Yared Licona La Wanders Lover, a quienes también les impidieron el acceso al país y les retiraron la visa turística supuestamente por el mismo motivo. 

En el programa matutino de Ciro Gómez Leyva, del Grupo Fórmula, Bonavides explicó que los tres viajaron al país vecino para ofrecer un espectáculo gratuito en el restaurante de un amigo, llamado El Cabrito. Sin embargo, aseguró el actor, "alguien hizo una publicidad como si nosotros fuéramos a un evento público". Pero los guardias fronterizos no creyeron sus explicaciones: "Las personas que nos estaban esperando tenían los papeles que justificaban que no íbamos a cobrar, sino que íbamos como invitados, a participar como amigos". El reconocido intérprete trató de convencerlos de que podía regresar a México y conseguir su visado de trabajo, sin éxito.  

Bonavides criticó el trato recibido por los agentes. "Te esculcan como un verdadero criminal, te quitan los zapatos, los calcetines... Afortunadamente tuvimos la suerte de que nos regresaran ese mismo día, pero le dije a la señora [de migración]: 'Solo falta que nos pongan una cadena; no vamos a huir", relató en la emisión radiofónica. Sus visas de turistas han sido bloqueadas durante los próximos cinco años. Aunque tuvieron la opción de consultar al cónsul mexicano en Houston, el actor declinó esa opción, según explica, porque esto suponía quedarse detenido tres o cuatro días. 

A su vuelta del Aeropuerto Intercontinental George Bush, Bonavides aseguró que expondrá su caso en la Embajada estadounidense en la Ciudad de México. Argumentó que necesita poder viajar al país vecino para seguir dando charlas a jóvenes con problemas de adicciones: "Creo que soy necesario allá, sobre todo para muchos muchachos que han caído en las drogas, latinos y que tienen problemas". En varios momentos de su vida el actor ha reconocido públicamente ser adicto al alcohol.