Textos y fotos »

Josep Pujol: "Si mi padre hubiera confesado la herencia no habría sido presidente de la Generalitat"

Diario- Pere Ríos 19/05/2017
El tercer hijo de Jordi Pujol relata que su madre destruyó las páginas principales de la carta de su abuelo sobre cómo gestionar el legado
 

El tercer hijo del expresidente de la Generalitat, Josep Pujol Ferrusola, ha explicado este viernes que si su padre hubiera confesado tener una fortuna oculta en el extranjero en 1980 jamás habría alcanzado ese cargo. En una entrevista en Catalunya Ràdio, Pujol Ferrusola ha asegurado que el expresidente "ya era un hombre muy rico" cuando entró en política y prueba de ello es que en 1979 fue una de las tres personas que presentó una declaración de la renta más alta en toda Cataluña. Sin embargo, al alcanzar la presidencia de la Generalitat tras las primeras elecciones del 20 de marzo 1980, Jordi Pujol prefirió ocultar el supuesto legado le dejó su padre, cuando falleció en septiembre de ese mismo año.

"Las consecuencias son las consecuencias. Hay una parte del país que se puede sentir decepcionada, pero no había más opciones", ha dicho Josep Pujol. "Hay un momento inicial cuando muere el abuelo Florenci en que mi padre podría haber dicho: '"Tengo este dinero". Lo más probable es que no hubiera sido presidente de la Generalitat y no pasa nada", ha añadido.

Sin embargo, Josep Pujol ha acabado disculpando a su padre. "Si me preguntan, vista la historia, ¿qué hubiera preferido? ¿Tener 23 años un presidente de la Generalitat de primera división como el que hemos tenido con el gran o pequeño pecado de haber tenido que mantener oculto el legado del abuelo o haber renunciado a ser presidente de la Generalitat? Yo me quedo con la primera opción", ha añadido.

En otro momento también ha explicado que su madre destruyó hace años la parte más trascendente de la carta que le escribió su abuelo Florenci referida al supuesto legado que le dejaba a ella y a sus hijos. En esa carta, el suegro de Marta Ferrusola desconfía de que Jordi Pujol pueda gestionar con rigor la fortuna que les deja a causa de su relación con la política y les da consejos sobre cómo actuar. "La carta famosa la tenemos, la tiene la policía y el juez, pero le faltan las hojas principales", ha explicado.

En esas hojas desaparecidas, el abuelo Florenci explica a la familia cómo actuar "si pasa algo", en referencia las consecuencias derivadas de la actividad política que tenía Jordi Pujol. "La carta decía este señor te dará instrucciones y te dirá lo que tienes que hacer", ha asegurado Josep Pujol, quien ha justificado la actuación de todos los hermanos al mantener ocultas las cuentas en el extranjero.

"Era un dinero que no había existido, el objetivo era mantenerlo opaco porque no podíamos explicar que los hijos del presidente de la Generalitat tenían dinero en Andorra. Nuestro pecado es ese, tener dinero en Andorra procedente del abuelo Florenci, pero no teníamos muchas opciones", ha asegurado. En otro momento ha negado las acusaciones realizadas en los autos del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. "Aquí no hay clanes ni mafias, cada uno funciona de manera diferente", ha explicado.

Sobre la cantidad de dinero que tenían en el extranjero, ha detallado: "Nuestra madre, Pere, Mireia y Oleguer regularizaron todo lo que tenían fuera, que eran 4,3 millones de euros. Oriol no regularizó nada porque no tenía nada. Jordi no regularizó nada porque lo que debía era superior a lo que tenía. Y yo regularicé 2,5 millones con la amnistía fiscal de Montoro". Con todo, ha mostrado sus reservas respecto de su hermano Jordi, el primogénito. "Obviamente, no puedo poner la mano en el fuego", ha asegurado. Y se ha justificado: "No sé exactamente qué hace" con sus inversiones.

Preguntado por la supuesta nota escrita por Ferrusola en la que se presentaba como "madre superiora", Josep Pujol ha dicho que aunque la letra es muy parecida a la de su madre, ella no reconoce la carta como auténtica y es "en parte falsa" porque este tipo de notas se firman con el número de cuenta y esta no lo lleva, sino que está firmada como "Marta".

Aún así, ha admitido que utilizaban las metáforas de "madre superiora" y "mosén" porque Jordi Pujol Ferrusola decía que el gestor que les llevaba las cuentas tenía la cara, los gestos y el modo de hablar de un "mosén": "Desde aquí se fue creando la broma. Uno era el mosén, otro el escolano y otra la madre superiora", ha dicho, a lo que ha añadido que en las cuentas en el extranjero es habitual usar códigos.