Textos y fotos »

Altice explora la compra de Charter por 185.000 millones de dólares

Diario- Joan Faus 10/08/2017
La empresa estadounidense está valorada en 120.000 millones de dólares y su deuda supera los 60.000 millones
 

Nuevo movimiento en el tablero televisivo en Estados Unidos. El grupo de medios y telefonía francés Altice explora la compra de Charter Communications, el segundo operador de televisión por cable en EE UU, según fuentes conocedoras citadas por el diario Financial Times y la agencia AFP. La operación podría alcanzar los 185.000 millones de dólares.

Ninguno de los dos grupos confirmó la existencia de negociaciones y, según el rotativo británico, el interés de Altice es ante todo exploratorio. El gigante de telecomunicaciones japonés SoftBank, que controla Sprint, la cuarta operadora de teléfono de EE UU, también estaría interesado en Charter.

Altice es propietaria de la televisión francesa BFM TV y de los diarios Libération y L'Express. Además, la empresa gala compró el pasado julio la televisión portuguesa Media Capital a PRISA, grupo editor de EL PAÍS. Impulsada por el multimillonario franco israelí Patrick Drahi, Altice se ha expandido activamente en los últimos años en Francia, Portugal y EE UU.

Charter, con 26 millones de suscriptores en EE UU, está valorada en unos 120.000 millones de dólares, por lo que la operación sería de una gran envergadura. A esta valoración habría que añadir otros 62.500 millones de dólares de deuda. Altice probablemente necesitaría recurrir a deuda para poder costear la operación. La capitalización de mercado del grupo francés se sitúa alrededor de los 90.000 millones de dólares, mientras que la de su filial estadounidense es de 23.000 millones.

Altice no esconde sus ambiciones por crecer en EE UU. Su filial en el país empezó a cotizar el pasado junio en la bolsa de Nueva York. En los últimos dos años, ha adquirido los operadores regionales de cable Cablevision y Suddenlink. Y el año pasado Charter y Altice compitieron por hacerse con el grupo Time Warner, propietario de HBO y Time Warner. En esa ocasión fue la empresa estadounidense la que venció al poner sobre la mesa 78.700 millones de dólares.

Hacerse con Charter convertiría a Altice en el segundo actor de un sector muy lucrativo en EE UU y le permitiría ahorrar costes al combinar operaciones. El grupo de telecomunicaciones está invirtiendo en el desarrollo de redes de fibra óptica y planea introducir un nuevo tipo de aparato de televisión.

Pero la incertidumbre acecha al sector de las operadores de cable. Está amenazado por la expansión de los servicios de vídeo en Internet, como Netflix, que han llevado a los estadounidenses a alterar sus hábitos y mirar menos televisión.

El resultado es que las operadoras clásicas ven peligrar sus principales fuentes de ingresos y buscan alternativas, ya sea con adquisiciones o cambios de modelo. Tratan de acelerar su transformación y asemejarse al modelo de Netflix, que es distribuidor de productos audiovisuales pero también creador de contenidos propios.