Textos y fotos »

Un nuevo teatro en la ciudad

Diario- Pablo Guimón 03/10/2017
Una obra sobre la juventud de Karl Marx inaugura el primer coliseo comercial que se construye en 80 años en Londres
 

Son nada menos que 900 localidades. El primer gran teatro comercial totalmente nuevo que se construye en Londres en 80 años y el primero que lo hace fuera del West End. El Bridge Theatre, que abre sus puertas esta temporada, rodeado de una gran expectación, es el ambicioso proyecto de dos pesos pesados de la escena británica. Nicholas Hytner y Nick Starr fueron durante 10 años director artístico y ejecutivo, respectivamente, del National Theatre. Llevaron a la compañía nacional inglesa a un éxito comercial, creativo y financiero sin precedentes. Cuando lo dejaron, en 2015, ya advirtieron que seguirían produciendo teatro en el sector comercial, pero que querían crear algo nuevo.

Su criatura es el Bridge Theatre, se encuentra en la orilla sur del Támesis, junto a la torre de Londres, y llama la atención su foco en la dramaturgia nueva. Una propuesta que será bienvenida como complemento a un West End cada vez más centrado en musicales y espectáculos a lo Broadway. De las ocho producciones anunciadas, todas salvo un Julio César son obras ­nuevas. No faltan buenas salas en Londres que compitan en esa liga, pero ninguna como el Bridge ofrece un auditorio tan amplio. Una saludable invitación a los nuevos dramaturgos a pensar a lo grande.

Inaugurará la primera temporada del Bridge, el 17 de octubre, una comedia titulada Young Marx, de Richard Bean y Clive Coleman, sobre los años mozos del autor de El capital, que se oculta de las autoridades en el Soho londinense. La dirige el propio Hynter y cuenta en el papel de Karl Marx con Rory Kinnear, actor habitual de su etapa en el National. Hynter se refirió al montaje como "una provocadora, contundente y divertida declaración de intenciones" del nuevo teatro.

Starr aseguró, durante la presentación del proyecto hace unos meses, que el aumento del público en los teatros londinenses convierte en viable un proyecto como el que Hynter y él acometen. "Londres es una gran ciudad para hacer y ver teatro, como demuestra el 25% de crecimiento en el público en los últimos 15 años", explicó. "Creemos que hay espacio para un jugador nuevo e independiente en la escena".

"Young Marx", de Richard Bean y Clive Coleman. Bridge Theatre. Londres. Del 17 de octubre al 31 de diciembre.