Textos y fotos »

Grupo Planeta decide trasladar a Madrid la sede social tras la declaración de Puigdemont

Diario- Lluís Pellicer 10/10/2017
Catalana Occidente, Indukern y Edreams también anuncian su marcha de Cataluña
 

Planeta, el séptimo grupo editorial del mundo, ha decidido trasladar su sede social de Barcelona a Madrid, según han confirmado fuentes de la corporación. La decisión se ha tomado después de constatar que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, resolvía declarar la independencia en el Parlamento catalán, aunque luego la haya dejado "en suspenso" durante unas semanas. El pasado lunes el Consejo de Administración se reunió y acordó que trasladaría su domicilio social en caso de que Puigdemont lanzara un mensaje de independencia en el Parlament. Según estas fuentes, el traslado se activará en los próximos días sin necesidad de que vuelva a reunirse el consejo.

Planeta ha estado radicado en Barcelona desde su fundación. Pero siempre ha sido claro en cuanto a la independencia se refiere. El entonces presidente del grupo, José Manuel Lara Bosch, avisó en 2012 que se marcharían si la amenaza tomaba forma y lo ratificó el consejero delegado de Planeta, José Lara García: "El significado de la frase de mi padre es muy claro y no soy quien para rectificarlo; pensamos absolutamente lo mismo que entonces". Postura que también confirmó José Creuheras, presidente del grupo: "La posición empresarial es inequívoca".

El grupo editorial facturó en 2015 unos 2.363 millones de euros, un 8% más que el ejercicio anterior, y cerró el año con un beneficio de 15,6 millones, según los últimos datos del Registro Mercantil.

Las empresas huyen

La fuga de empresas catalanas ha seguido martes, incluso antes de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, concretara sus planes en el Parlamento catalán. El Consejo de Administración del grupo asegurador Catalana Occidente ha acordado por la mañana, en una reunión extraordinaria el traslado de su domicilio social a Madrid, según ha explicado la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La empresa ya advirtió la semana pasada que podría tomar esa decisión para "preservar los intereses de sus clientes, trabajadores, mediadores y accionistas".

Esas son las razones que ha dado para argumentar su traslado, además de la necesidad de operar en un marco de normalidad, estabilidad y seguridad jurídica y económica. El cambio del domicilio social al número 4 del paseo de la Castellana no supondrá el traslado de sus empleados, según el grupo, que obtuvo un resultado consolidado de 190,2 millones de euros en el primer semestre de 2017, un 9,4% más que en el mismo periodo del año anterior.

El sector financiero y asegurador ha sido uno de los primeros en decidir el traslado de sus sedes ante la posibilidad de quedarse fuera del paraguas del Banco Central Europeo y el Eurosistema. Tras CaixaBank y el Sabadell, siguieron ese camino Banco Mediolanum, Arquia Banca, GVC Gaesco y las aseguradoras SegurCaixa Adelas y MGS Seguros. Hoy otra gestora de fondos, EDM, ha acordado también llevar su domicilio social a Madrid ante la situación política en Cataluña. La firma, que gestiona activos por valor de más de 3.000 millones de euros y está presidida por Eusebio Díaz-Morera, cerró 2016 con un beneficio de 7,9 millones de euros. Esta mañana, VidaCaixa y la gestora de fondos CaixaBank Asset Management han traslado su sede social de Barcelona a Madrid, según Efe.

Empresas químicas y de viajes

También el grupo químico y farmacéutico Indukern, con una facturación de 725 millones de euros, y las filiales en España del grupo de viajes online Edreams Odigeo han anunciado que trasladan sus domicilios sociales a Madrid. Indukern ha justificado su decisión en la "inseguridad jurídica" que se derivaría "de una posible declaración unilateral de independencia". La empresa familiar afirma que "siempre de ha definido como catalana y española" y lamenta que haya tenido que tomar esta decisión por "la situación actual de inestabilidad jurídica" para preservar "la actividad normal" de sus empresas y proteger a "clientes, empleados, proveedores y accionistas".

La misma razón ha expuesto Edreams, con sede en Luxemburgo y que cotiza en el continuo español. "La decisión tiene como objetivo proteger los intereses de los clientes, accionistas y empleados de la entidad ante la actual inseguridad jurídica en Cataluña". También la empresa de trasplantes capilares Sanantur ha anunciado que trasla su sede de Tarragona a Málaga. "No apoyamos la independencia y sobre todo somos españoles", ha afirmado a través de su cuenta de Twitter.

En los últimos días, Cataluña ha perdido la sede social de empresas de todos los sectores. Entre ellas, están CaixaBank, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa, Agnar, Abertis, Cellnex, Colonial, Oryzon o Eurona. Otras como Freixenet, Codorníu o Idilia Foods (que engloba marcas como Cola Cao) siguen estudiándolo.