Textos y fotos »

El FMI llama a la negociación en España y alerta del efecto de la crisis catalana en el resto de Europa

Diario- Amanda Mars 10/10/2017
"La situación desde luego es preocupante", afirma el economista jefe en el arranque las reuniones de otoño en Washington
 

El Fondo Monetario Internacional expresó este martes en Washington, en el arranque las reuniones de otoño del organismo, su preocupación por la grave crisis política que atraviesa España debido al independentismo en Cataluña y llamó a la negociación entre las partes para evitar lo que pronto se convertiría en grave problema económico con consecuencias para varios países europeos.

El economista jefe del organismo, Maurice Obstfeld, lanzó el mensaje durante la rueda de prensa de presentación del informe de previsiones mundiales, en respuesta a una periodista portuguesa, que precisamente preguntaba por los efectos que podría conllevar la escalada de tensión en la economía del país vecino. "La situación en España desde luego es preocupante, genera una gran incertidumbre tanto para la economía catalana y española", advirtió, y enfatizó que "sería muy beneficioso si las partes negocian".

Obstfeld también llamó a evitar medidas y decisiones precipitadas, precisamente unas horas antes de que el Parlamento catalán celebre un pleno en el que puede declarar la independencia de España de forma unilateral, sobre la base de un referendo suspendido por el Tribunal Constitucional y llevado a cabo sin garantías legales, con menos de un 50% de participación. Esta crisis puede causar un "contagio" en Portugal y otros países europeos.

De momento, el Fondo ha mantenido las previsiones de crecimiento de España para este año en el 3,1% y ha elevado las de 2018 hasta el 2,5%, una décima por encima de lo calculado en julio (y cuatro décimas sobre la primera estimación, del mes de abril). Pero la siguiente revisión, en enero, puede resultar muy diferente. En su informe sobre la economía del país publicado la semana pasada advertía de que "en el caso de prolongarse, las tensiones políticas en Cataluña podrían lastrar la confianza de la inversión y el consumo".