Textos y fotos »

Coutinho: una necesidad, no un capricho

Diario- Ramon Besa 06/01/2018
El brasileño, desequilibrante y capaz de jugar en cuatro posiciones, cumple con cada una de las necesidades del Barcelona
 

El Barça tenía una deuda pendiente desde el verano cuando Neymar se escapó al PSG. Necesitaba un fichaje importante para mejorar y rejuvenecer al equipo, para potenciar al club y para contentar a Messi. Coutinho cumple con cada una de las necesidades del Barcelona. Jugador desequilibrante, puede actuar hasta en cuatro posiciones, como extremo o interior en las dos bandas, y su cartel internacional es indiscutible en tanto que figura contrastada del Liverpool e internacional con Brasil.

Ha sido el empeño del futbolista por fichar por el Barça, prioridad que le ha llevado a renunciar a 15 millones de euros, el que ha forzado un traspaso al que se oponía el club de Anfield, motivo que impidió precisamente que la operación se cerrara en agosto, cuando desde el Camp Nou consideraron que si se hubieran pagado 270 millones por dos jugadores —el segundo era Di María— sus gestores habrían tenido que dimitir, en palabras del responsable deportivo Albert Soler.

Coutinho ha preferido el Barça al PSG de Neymar, después de exhibirse con los reds, decisión que revaloriza la marca futbolística Barça. Aunque el estadio no se llena y la masa salarial sube hasta una situación insostenible, el club precisa de los mejores activos para atraer a nuevos patrocinadores y procurar que gire a rueda de un negocio pendiente todavía del Espai Barça. La llegada del brasileño ayudará a combatir la sensación de que el Barcelona se estaba empobreciendo, pendiente solo de Messi.

Valverde ha optimizado de manera excelente los limitados recursos de que disponía cuando se puso a faenar con una plantilla peor de la que había heredado de Luis Enrique. El momento y el precio, el más alto en la historia del Barça, parecen jugar en contra de la incorporación de Coutinho. Ocurre que las leyes del mercado son tan caprichosas que muchos acuerdos se cierran a veces en condiciones insospechadas desde la irrupción en el mercado de compradores como el PSG.

La condición de líder de la Liga le obligaba a dar un salto de calidad y de grandeza con vistas a Europa. Aunque el brasileño no podrá jugar lo que resta de esta Champions, ayudará a administrar mejor los esfuerzos de un equipo con un número de titulares limitado y obligado ahora a vender a sobrantes como Arda Turan. Futbolista muy técnico, Coutinho tiene calidad, desequilibrio y un nombre, circunstancias que juegan a favor del Barça. Habrá que mirarse con mayor agrado y ser más exigentes con el equipo de Valverde.

Coutinho no es un capricho sino una necesidad después de que el Barcelona apostara por Dembélé y no pujara por Mbappé.