Textos y fotos »

Las Bolsas europeas caen de nuevo tras el descalabro de Wall Street

Diario- El País 09/02/2018
El Ibex pierde algo más del 1%, con los bancos como empresas más castigadas
 

La tensión instalada en Wall Street, que ha vivido esta semana las dos mayores caídas en puntos de su historia y ha perdido más de un 10% desde los máximos de finales de enero, se contagió el viernes con fuerza a las Bolsas asiáticas y, algo más atenuada, a los parqués europeos. Así, tras una apertura con tímidas caídas, con amagos incluso en el verde, las europeas terminaron inclinándose finalmente por cerrar la semana con nuevas caídas. El Ibex 35 se dejó al cierre un 1,2, hasta aterrizar en los 9.639 puntos, casi 1.000 menos que el máximo del 23 de enero (10.609), una caída del 9,14%. El resto de parqués europeos también cerraron con pérdidas, de entre el 1,2% y el 1,8%.

El Ibex, que el jueves cayó un 2,21%, cedió un 1,2% y deja atrás los 9.700 puntos. Tras cinco caídas en las últimas seis sesiones, está casi 1.000 puntos por debajo de los niveles del 23 de enero, hace menos de tres semanas. Solo esta semana, se ha dejado en la gatera 572 puntos, un 5,6%, la peor semana desde la debacle del Brexit. Aunque el valor más castigado fue Endesa, que cayó un 2,33%, el sector que pagó los platos en la jornada fue el bancario, con Santander, Bankia y bankinter a la cabeza, con pérdidas superiores al 2%.

El resto de índices de referencia en Europa también se dejaron cerca de un punto y medio porcentual. El FTSE 100 cayó un 1,29%, el CAC de París, un 1,41%, y el Dax alemán, un 1,38%. El petróleo trambién se mueve a la baja, en los 63,4 dólares el barril de brent, que a finales de enero estaba en los 70. El euro, que comenzó febrero en 1,25 dólares, cotizaba este viernes a 1,222.

La mirada de los inversores hacia el mercado de bonos ha disparado esta semana la volatilidad de los parqués. Al aumentar la rentabilidad de la deuda soberana y ante una subida de tipos que encarezca el dinero —y con ello, reduzca los beneficios de las empresas—, muchos inversores se siente atraídos por los bonos, por lo que se alejan de la renta variable. Otra posible explicación es una conrrección sin más de Wall Street, que ha navegado rompiendo máximo tras máximo, sin caídas relevantes, desde hacía mas de un año. Lo que es un hecho es que la volatilidad es extrema, como muestra el hecho de que el índice VIX de la Bolsa de Chicago, inversamente vinculado al índice S&P 500 de Wall Street, haya marcado máximos no conocidos desde el Brexit.

En cualquier caso, los analistas se afanan en subrayar que la economía marcha bien y que las caídas no hacen, paradójicamente, sino reflejarla. Es por esa buena marcha por lo que suben los tipos, lo que constituye una retirada de los estímulos enchufados a la economía durante los años de crisis.