Textos y fotos »

El abogado de Trump también prestó servicios a Sean Hannity, presentador estrella de la Fox

Diario- Amanda Mars 17/04/2018
Firme defensor del presidente, fue cliente de Michel Cohen, quien pagó a la actriz Stormy Daniels y se encargó del escándalo sexual de otro republicano
 

Sean Hannity, presentador estrella de la cadena conservadora Fox, azote de los demócratas y periodista fiel a Donald Trump, es uno de los tres clientes a los que Michael Cohen, abogado personal del presidente, asistió durante el año pasado. Cohen fue el encargado de cerrar el acuerdo con dos mujeres para callar sobre las supuestas aventuras sexuales con el Trump y también gestionó el desembolso de 1,6 millones a una modelo que quedó embarazada por un millonario republicano. Los trabajos del abogado se conocen a raíz de una investigación abierta contra él por presunto fraude e infracción en la financiación de campañas.

El abogado de Cohen, Stephen Ryan, reveló la información sobre Hannity este lunes durante una vista en el juzgado de Nueva York, donde también estuvo presente Stormy Daniels, nombre artístico de la actriz de cine porno a la que Cohen pagó 130.000 dólares en octubre de 2016, a un mes de las elecciones, por su silencio en torno a las presuntas relaciones sexuales con Trump. El presentador emitió un comunicado confirmando que había pedido consejo a Cohen sobre asuntos legales particulares, pero que este jamás le había representado y que tampoco le había remunerado servicio alguno.

Ryan se había resistido durante la vista a facilitar el nombre de este tercer cliente de Cohen, alegando que podría sentirse "avergonzado", pero la juez Kimba Wood se lo acabó reclamando, según The New York Times. El viernes trascendió el otro cliente de Cohen, un importante donante republicano de Los  Ángeles, Elliott Broidy, que mantuvo relaciones sexuales con una modelo de Playboy que se quedó embarazada y deseaba abortar. Cohen gestionó el acuerdo de 1,6 millones en diferentes pagos que comenzaron el pasado diciembre. Broidy, casado y de 60 años, dimitió el viernes de la cúpula republicana al trascender este hecho.

El FBI registró la oficina de Cohen el pasado lunes e incautó grabaciones, correos y otros documentos sobre los clientes del abogado. El objetivo, según fuentes anónimas citadas por The New York Times, era buscar pruebas relacionadas con los pagos a mujeres, el de Stormy Daniels y otro a una exmodelo de Playboy llamada Karen McDougal. Un juez federal ha rechazado la solicitud de Trump y Cohen de bloquear la revisión de estos materiales.