Textos y fotos »

La economía japonesa se contrae por primera vez en dos años

Diario- Xavier Fontdeglòria 16/05/2018
La tercera economía mundial cae un 0,2% en el primer trimestre y rompe su mayor ciclo expansionista de las últimas décadas
 

La economía japonesa se contrajo durante el primer trimestre un 0,2% con respecto a los tres meses anteriores –o, a tasa anualizada, un 0,6%-, un retroceso que interrumpe una senda de dos años consecutivos de crecimiento que no se registraba desde finales de los ochenta del siglo pasado. Los datos provisionales que dados a conocer por la Oficina del Gabinete nipón este miércoles son peores de lo esperado por los analistas, que sin embargo descartan que el archipiélago esté al borde de una nueva recesión por el buen desempeño de la economía global y su potente sector exportador.

Tanto el consumo como la inversión pública se mantuvieron sin cambios entre enero y marzo con respecto a las cifras de finales del año pasado, pero el crecimiento de las exportaciones se ralentizó y la inversión empresarial cayó ligeramente. Esta circunstancia llevó a la economía japonesa a registrar su primera contracción desde finales del año 2015. Desde entonces, la combinación de una política monetaria ultraexpansiva y la recuperación de la economía mundial han dado alas al país asiático, que sigue luchando para librarse de una deflación crónica que socava su engranaje de creación de riqueza.

Los analistas consideran que el crecimiento repuntará este trimestre debido a un nuevo tirón de las exportaciones y la inversión corporativa. El consumo de los hogares, parte esencial de la economía japonesa, también podría animarse debido al aumento de los sueldos: Este marzo los salarios crecieron en el país un 1,3% interanual, la mayor tasa de los últimos 20 años. La tasa de paro en el archipiélago se sitúa en mínimos históricos, alrededor del 2,5%. Las autoridades han atribuido el débil gasto de los hogares al mal tiempo en el archipiélago a principios de año, que ha mermó la producción de vegetales y subió el precio de estos alimentos.

"Dado que los ingresos laborales continúan aumentando con fuerza y los precios de los alimentos se están moderando, el gasto de los consumidores debería subir nuevamente este trimestre. El sector manufacturero se mantiene fuerte y la producción industrial debería seguir recuperándose. El resultado es que el PIB debería de volver a crecer este trimestre", asegura en una nota Marcel Thielant, economista para Japón de la consultora Capital Economics. El ministro japonés de Economía, Comercio e Industria, Toshimitsu Motegi, aseguró que a pesar de las cifras conocidas este miércoles su Gobierno "no ha cambiado su visión de que la economía se está recuperando se forma moderada".

Aunque Japón puede beneficiarse de los vientos de cola de la economía mundial en los próximos trimestres, los principales problemas estructurales que limitan su tasa de expansión siguen sin resolverse, entre ellos una enorme cantidad de deuda pública o una demografía poco favorable. Más a corto plazo, también se teme que el recrudecimiento de una guerra comercial entre Estados Unidos y China acabe por afectar a las empresas japonesas, bien porque Trump directamente expanda sus medidas proteccionistas a Japón o, indirectamente, por el impacto que el conflicto pueda tener en las cadenas de valor globales.