Textos y fotos »

Texas ejecuta al sexto preso de este año y programa seis muertes más para 2018

Diario- El País 17/05/2018
Juan Castillo mató a un rapero en 2003, cuando tenía 22 años, pero siempre reclamó su inocencia
 

Juan Edward Castillo, un hombre que mató a tiros a una persona en 2003, ha sido ejecutado esta noche pasada en la prisión de Huntsville (en Texas, cercana a Houston), con lo que el Estado ha aplicado la pena capital a seis presos en lo que va de año. El Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés) prevé ejecutar este año, y así lo tiene programado en un calendario mortal, a al menos otros seis de los más de las 100 personas que permanecen en el corredor de la muerte en penales texanos.

El ejecutado, hispano de 37 años apodado el asesino de Lovers' Lane (el callejón de los Amantes), fue declarado muerto a las 18.44 hora local (23.44 GMT) tras recibir una inyección letal. Sus últimas palabras fueron: "A todos los que habéis estado ahí para mí, sabéis quienes sois. Os quiero a todos. Nos vemos al otro lado", según ha informado el TDCJ mediante un comunicado.

El ahora ejecutado había matado el 3 de  diciembre de 2003 a Tommy García, un aspirante a rapero de 19 años al que los compinches y la novia de Castillo tendieron una trampa en un aparcamiento de San Antonio, en el Condado de Bexar. Según la condena, la mujer sedujo a García y lo convenció para conducir su vehículo hasta una callejuela desierta con la falsa promesa de mantener relaciones sexuales y consumir drogas.

Una vez ahí, mientras se besaban dentro del vehículo, Castillo y otro de los cómplices, armados y con máscaras, atacaron a García. El joven logró zafarse de sus atacantes y emprendió la huida a pie, pero Castillo lo mató de siete disparos. Así lo confesaron durante el juicio sus tres cómplices, que no fueron condenados a muerte, y recibieron penas menores, aunque Castillo defendió hasta el día de hoy que no fue él quien disparó el gatillo.

La novia de Castillo ya quedó en libertad condicional, mientras que los otros dos cómplices, condenados a 40 años de cárcel cada uno, también podrán solicitar esa medida alternativa a partir del 2024, tras cumplir la mitad de su pena.

Texas ha ejecutado en lo que va de año a seis personas (dos hispanos, dos blancos y dos negros) y tiene "programadas" otras seis para este año, dos para el mes que viene. El siguiente de la lista es Clifton William, condenado a morir por haber acuchillado, golpeado, estrangulado y quemado a una mujer de 93 años en cuya casa estaba robando. Castillo ha sido el undécimo muerto en aplicación de la pena capital este año en todo el país. Desde que el Tribunal Supremo de EE UU reintrodujo en 1976 la pena de muerte, han sido ejecutadas 1.476 personas, 551 en Texas.