Textos y fotos »

La federación destituye a Lopetegui como entrenador de la selección española

Diario- Diego Torres 13/06/2018
Rubiales finiquita al seleccionador horas después de que el Madrid anunciara su fichaje y nombra a Fernando Hierro como el sustituto
 

La federación española de fútbol ha destituido al seleccionador Julen Lopetegui esta mañana en Krasnodar, es decir, a dos días del debut de España frente a Portugal en el Mundial de Rusia. Se impuso el criterio del presidente federativo, Luis Rubiales, en contra del grupo de jugadores madridistas que defendieron la continuidad de Lopetegui mientras dure su participación en la Copa. El anuncio del fichaje del técnico por el Real Madrid, realizado de improviso en la tarde del martes, desató la crisis.

"Nos vemos obligados a prescindir del seleccionador nacional", anunció Rubiales en una confrerencia de prensa celebrada en el estadio de la localidad del Cáucaso septenttional. "La selección es el equipo de todos los españoles y hay decisiones que estamos obligados a tomar en función de una forma de actuar. Nos hemos encontrado con una circunstancia sobrevenida, con una negociación [entre el Real Madrid y el seleccionador] de la que nunca se informó a la federación. Tiene que haber un mensaje claro. Hay una forma de actuar que debemos cumplir. Estábamos obligados a tomar una decisión".

Rubiales no quiso aclarar quién será el sustituto pero indicó que procuraría que sea una persona integrada en el funcionamiento del equipo para evitar más sobresaltos. Albert Celades, seleccionador Sub-21 presente en Krasnodar, y Fernando Hierro, el director deportivo, son los principales candidatos. "Vamos a tocar lo menos posible", dijo. "Esta es la situación más compleja que me he podido encontrar. Los jugadores harán todo lo que esté a su alcance para ganar el Mundial. Pero la situación es dificilísima. Es muy complicada. Esta no es la mejor de las soluciones pero en la vida no se pueden eludir responsabilidades".

Rubiales asegura a sus colaboradores que el martes por la tarde, estando en Moscú, recibió una llamada de Florentino Pérez, el presidente del Madrid, para anunciarle que publicaría el fichaje de Lopetegui en la web del club. Rubiales le pidió que retrasara el anuncio o dinamitaría la preparación del equipo en el torneo más importante que existe. La web del Madrid publicó la contratación tres minutos después. "Cuando intenté pararlo me enteré de que ya estaban contándoselo a los jugadores", dijo Rubiales. El mandatario llamó a la residencia de Krasnodar en el momento en el que el seleccionador estaba reunido con la plantilla informándoles de su fichaje por el Madrid. "Aquí nadie puede estar fuera de las reglas del equipo; aquí no estamos para guardar nlas apariencias sino para defender los valores de la selección".

Lopetegui se alarmó tras la comida del martes en la concentración de Krasnodar cuando verificó que la noticia circulaba por la plantilla. No solo lo sabían los jugadores del Madrid convocados (Ramos, Lucas Vázquez, Carvajal, Vallejo, Nacho, Isco y Asensio). El rumor había roto el círculo y el escándalo amenazaba con salpicar la convivencia. A las 17.45, en un intento por frenar la ira de los futbolistas ajenos al asunto, y en previsión de que podrían sentir que el líder de la expedición abandonaba la empresa, Lopetegui convocó una reunión con la plantilla. Allí el seleccionador anunció que había fichado por el Real Madrid. La indignación y la perplejidad se mezclaron entre la mayoría. Sergio Ramos, capitán de la selección, fue el mayor valedor de la posición del técnico. Los recelos fueron evidentes entre los jugadores que no pertenecen al Madrid, o que no están en la órbita mercantil del Madrid.

"El Madrid busca un entrenador, y es lícito que busque lo mejor para sus intereses", ponderó el presidente. "Dios me libre de opinar sobre la forma de actuar el Madrid. Pero la federación tiene una obligación, el seleccionador es trabajador de la federación, y quien le haya llevado las negociaciones se ha equivocado. Porque estoy seguro que si hubiera dependido de él, no se habrían hecho las cosas así. ¡No se pueden hacer las cosas de forma que yo me entere cinco minutos antes! La RFEF no puede permanecer al margen de la negociación de uno de sus responsables con otra entidad y enterarnos cinco minutos antes. Nos vimos obligados a actuar porque lo que ocurría no se puede pasar por alto. Esto puede parecer un momento de debilidad pero estamos defendiendo nuestros valores y con el tiempo nos hará más fuertes".

Fueron vanos los ruegos de Rubiales para paliar los daños. Intentó convencer al Real Madrid para ue no se publicara el fichaje y llamó a Lopetegui, pero no lo localizó porque ya estaba diciéndoselo a los futbolistas. A los pocos minutos se hizo público. Fue a las 16.45 del martes cuando el Real Madrid colgó en su web que había fichado a Lopetegui. Para entonces, Rubiales viajaba hacia el aeropuerto de Moscú para coger el primer vuelo que encontrase a Krasnodar. Dicen sus ayudantes que estaba furioso. Convencido de que debía destituir al técnico a riesgo de quedar desautorizado.

Hasta este martes, España era, junto a Alemania y Brasil, el principal favorito a conquistar la Copa del Mundo. Rubiales cree que la viabilidad del equipo como unidad competitiva, solo es posible si destituye a un técnico sospechoso de deslealtad. Durante toda la noche del martes al miércoles y en la mañana del miércoles, el dirigente mantuvo reuniones con directivos y jugadores veteranos para tomar una decisión. La mayoría le sugirió que lo más conveniente para salvaguardar la salud del equipo era echar a Lopetegui.

Solo Ramos, al frente del grupo de los madridistas, pretendió mantener a Lopetegui en el puesto. El resto convenció a Rubiales de que su autoridad, y su dignidad como presidente, no podía comprometerse para salvaguardar los interés de la minoría representada por Ramos.