Textos y fotos »

El Thyssen recurre al micromecenazgo para restaurar una obra maestra

Diario- Manuel Morales 14/06/2018
"La plaza de San Marcos en Venecia", de Canaletto, precisa de 35.000 euros para su lavado de cara
 

El Museo Thyssen ha decidido recurrir al micromecenazgo para restaurar una de las obras maestras de su colección, La plaza de San Marcos en Venecia, de Canaletto. En una acción inédita en los museos españoles, la pinacoteca solicita 35.000 euros para contribuir al lavado de cara de este cuadro. Por ello, en su web ha dividido el óleo en 1.000 secciones, cada una por un valor de 35 euros, que es la cantidad mínima que cada donante puede aportar, para que quien lo desee ayude al estudio técnico y limpieza del cuadro escogiendo una cuadrícula. Pasadas las nueve de la mañana de este jueves, dos días después de la puesta en marcha de esta iniciativa, la cantidad recibida por el museo se acercaba ya a los 6.000 euros. Axel, Marta, Álvaro, Marjorie… el Thyssen ha colgado el listado de los nombres de los contribuyentes como muestra de agradecimiento.

"Nos hemos sumado a algo que ya funciona en otros países, donde la gente está más acostumbrada a hacerlo, como en Francia, donde ha ocurrido con el Louvre, o el Museo de Ámsterdam", ha explicado por teléfono la responsable de Patrocinios del museo Thyssen, Pepa Octavio. En España, el Museo del Prado o el Sorolla organizaron micromecenazgos pero para la compra de obras.

Octavio apunta que la restauración de una obra como este canaletto, que incluye un estudio de los pigmentos que usó el artista, para así poder profundizar en su técnica, "cuesta bastante más" que la cantidad pedida. "Si tenemos éxito, seguramente repetiremos. Se trata de hacer a la sociedad más partícipe del arte, de la toma de decisiones, como ocurre en otros ámbitos".

La plaza de San Marcos de Venecia es un óleo de 141,5 por 204,5 centímetros que Giovanni Antonio Canal, Canaletto (Venecia, 1697-1768), pintó hacia 1723-24. Es por lo tanto una pieza de juventud de este principal representante del género "de vistas urbanas o vedute", según el museo, y en la que aparecen señas de su reconocible estilo. Canaletto pintó la plaza más famosa de la bella ciudad italiana desde un punto de vista alto, con el fin de dar un encuadre más amplio a la composición. "La línea horizontal que forman al fondo las fachadas de San Marcos y el Palacio Ducal contrasta enormemente con la verticalidad del campanile y las Procuradurías, que situadas a ambos lados dan profundidad a la perspectiva", describe el Thyssen.

La pintura de Canaletto, como se ve en esta obra, se caracteriza "por la minuciosidad en la ejecución de todos los elementos que aparecen en sus cuadros, de esta manera crea el ambiente de sus escenas urbanas". Estas vistas de grandes perspectivas de ciudades captadas con detalle fueron piezas cotizadas por nobles viajeros y amantes del arte que visitaban países como Italia o Francia.

La pinacoteca recuerda en su información el porcentaje que se puede desgravar en la declaración de Hacienda del próximo año por esta donación: "Por los primeros 150 euros, el 75% del donativo, y el resto, al 30%". Además, premiará a los participantes del crowdfunding en función del donativo: desde invitaciones al museo, pases anuales, una visita al Departamento de Restauración o una visita guiada por el director artístico, Guillermo Solana, en el área de obras de pintura italiana del siglo XVIII.