Textos y fotos »

Estados Unidos ratifica los aranceles de Trump a la aceituna española

La Comisión de Comercio Internacional considera que el bajo precio daña a los productores locales en California
 

La Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos (USITC, en sus siglas en inglés) ratifica los aranceles antisubsidios y antidumping adoptados por el Departamento de Comercio contra la aceituna negra de mesa que se importa desde España, al considerar que "causan un daño material" a sus productores locales en California. El sector esperaba que imperara el sentido común, pero ahora ve como se le cierra uno de sus principales mercados.

La agencia federal que investiga los efectos de las ayudas públicas y el dumping comercial en las industrias domésticas emitió un primer boletín en el que informa de que la decisión es "afirmativa" respecto a la medida adoptada por el Departamento de Comercio. En una nota de prensa posterior señala que las aceitunes españolas se comercializan por debajo del valor justo de mercado. La decisión no fue unánime, ya que hubo tres votos favorables y uno contra. El dictamen final se hará público el próximo 14 de agosto.

Nada más conocerse la resolución, la Asociación de Exportadores de Aceitunas de Mesa (Asemesa) ha anunciado que la recurrirá ante los tribunales competentes de la jurisdicción americana y ha instado a la Comisión Europa a que haga lo mismo ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). "Desgraciadamente, se han cumplido los pronósticos y EE UU ha confirmado su amenaza contra la aceituna negra española y contra la Política Agraria Común. Nos preguntamos cuál será el próximo sector atacado", ha señalado el secretario general de la patronal, Antonio de Mora.

Como viene reclamando el sector en estos meses, el responsable ha exigido a Bruselas que tome cartas en el asunto. "La UE no debería permitir que las autoridades americanas de defensa comercial cuestionen su modelo de desarrollo rural y de apoyo a la agricultura, por lo que pedimos a la Comisión Europea que actúe inmediatamente tomando las medidas que sean precisas, incluyendo el inicio de procedimientos ante la OMC", ha apuntado De Mora. El pasado junio, cuando la Administración de Trump endureció los aranceles, el portavoz comunitario de Comercio, Daniel Rosario, señaló que Bruselas no tomaría ninguna medida hasta la resolución de la CTI. "Esperaremos a la decisión final y después actuaremos de forma acorde", dijo.

Un año de pelea comercial

La USITC ya determinó en agosto del pasado año que había motivos razonables de que la industria dedicada al negocio de la aceituna de mesa en EE UU estaba sufriendo un daño por las importaciones que llegaban de España, porque a su entender se venden por debajo del precio del mercado gracias a los subsidios que reciben. Por este motivo consideró que el Departamento de Comercio podía seguir adelante con la investigación que había iniciado un mes antes.

El primer arancel preventivo se estableció en noviembre y el pasado mes de junio el equipo que dirige el secretario Wilbur Ross concluyó su investigación y procedió a elevar el muro en la frontera. Para compensar el beneficio que la aceituna española obtenía gracias a las ayudas, se estableció un arancel antidumping del 19,98% y uno antisubvenciones del 14,75%. El nuevo gravamen conjunto asciende al 34,75.

EE UU recibía hasta ahora más de una tercera parte de las aceitunas vendidas en el exterior por los productores españoles. Las importaciones de aceituna española rondaron el año pasado los 67,6 millones de dólares, según datos del Departamento de Comercio. En volumen fueron 29.740 toneladas. Antes de entrar en vigor de los aranceles provisionales se aceraron a las 31.880 toneladas.

Las empresas, preocupadas

El sector teme que el daño por estas restricciones comerciales sean aún mayor cuando se activen a final de mes. Las empresas más afectas son Aceitunas Guadalquivir, Agro Sevilla Aceitunas y Ángel Camacho Alimentación. El caso tiene origen en una denuncia de la Coalición para el Comercio Justo de Aceitunas Maduras, que representa a Musco Family Olive, Walnut Creek y Bell-Carter Foods de California.

EE UU adoptó desde el inicio de la Administración que preside Donald Trump cerca de 120 investigaciones antisubsidios y antidumpling, un 30% de acciones proteccionistas más que durante el mismo periodo con Barack Obama. En paralelo está aplicando aranceles a industrias como la del acero y el aluminio, al tiempo que amenaza con adoptar medidas similares contra las importaciones de automóviles.