Textos y fotos »

Fomento presiona a Ryanair por el descuento a las islas

Diario- El País 06/08/2018
La aerolínea irlandesa tiene el 10 de agosto la segunda huelga europea en menos de un mes
 

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha advertido a Ryanair que tiene la obligación de consignar el 75% en los vuelos a la Península y avisó a la aerolínea de que no dar esa facilidad es "un hecho sancionable". Las advertencias han llegado a raíz de que la compañía irlandesa no estuviera aplicando el descuento del 75% en su página web. Esta bonificación fue aprobada el pasado viernes 13 de julio en Consejo de Ministros y entró en vigor el sábado 14 de julio, día en el que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Ábalos ha anunciado que la Dirección General de Aviación Civil se puso en contacto con la compañía para advertirles del riesgo que incurre al no facilitar la tramitación de la bonificación. Tras la intervención del ministerio y las denuncias planteadas por numerosos usuarios y organizaciones, entre ellas la Federación de Consumidores en Acción (Facua), Ryanair ha incluido el descuento correspondiente para los residentes de islas Baleares, islas Canarias, Ceuta y Melilla en la compra de sus billetes.

Huelga en agosto

La aerolínea, además se prepara para afrontar la segunda huelga europea en menos de un mes. El próximo viernes 10 de agosto hay una nueva jornada de paros por parte de los pilotos de Suecia, Bélgica e Irlanda y para la que Ryanair ha anulado el 6% de los 2.400 vuelos en Europa de esa jornada. El 25 y 26 de julio ya tuvo paros, en ese caso de tripulantes de cabina en España, Italia, Bélgica y Portugal, lo que provocó la cancelación de 600 vuelos, el 12% de sus operaciones en Europa.

Además, USO, uno de los sindicatos que representa a los tripulantes de cabina de Ryanair en España, ha adelantado que ha registrado un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional contra los servicios mínimos que se establecieron durante la huelga de julio por considerarlos "abusivos". La aerolínea irlandesa tuvo que garantizar el 100% de los vuelos domésticos a las islas, entre el 35% y el 59% en las rutas a la península, y el 59% de los vuelos al extranjero.