Textos y fotos »

La compra de vivienda se disparó un 16,2% en julio y registró el tercer mejor dato de la última década

Diario- Sandra López Letón 13/09/2018
La compraventa de casas se acelera, con alzas superiores al 25%, en regiones hasta ahora menos dinámicas, como Aragón, Galicia y Castilla-La Mancha
 

La compraventa de vivienda en España aceleró su avance en el mes de julio, cuando 45.900 casas cambiaron de manos. El alza fue del 16,2% si se compara con el mismo periodo del año anterior y compensó con creces la débil subida registrada el mes precedente: en junio las compraventas apenas crecieron un 1,8%. El de julio es el tercer mejor dato en el volumen de operaciones firmadas desde hace una década, en concreto desde junio de 2008 (46.533 inmuebles) y la cifra más elevada para un mes de julio desde 2007 (63.731), según los datos publicados hoy jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este son cuatro meses consecutivos de incrementos los que registra el mercado de la vivienda en España, donde la demanda ha cogido fuerza al calor de la mejora económica y laboral y el cada vez más creciente interés de la banca por conceder financiación hipotecaria. En lo que va de año, en España se han vendido 317.131 viviendas y el mercado acumula un aumento en el número de transacciones del 11,7%. Aun así, sigue lejos de los años más álgidos del ladrillo cuando en un solo mes se lograban vender casi 84.000 casas (enero de 2007). Que continúe el crecimiento de las transacciones dependerá, en gran parte, del impulso que la banca dé a la concesión de créditos hipotecarios en los próximos meses.

"Habrá que estar atentos a cómo incidirá la desaceleración económica a la que apuntan los últimos datos macroeconómicos y de empleo porque la evolución de la financiación y del empleo son los dos motores del mercado de la vivienda. Si su ritmo baja, tarde o temprano tendrá su efecto el mercado inmobiliario", considera Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Los implicados en el sector insisten en alejar la amenaza de que se esté formando una burbuja inmobiliaria. Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, asegura en un comunicado que el hecho de que se hayan vendido medio millón de viviendas en los últimos 12 meses pone de manifiesto la estabilidad en el proceso de normalización y se sitúa en los mismos niveles que los registrados en 2009, "aunque se encuentra un 35% por debajo de los niveles máximos", apunta. "Además, los valores de 12 meses se mantienen estables entre el 13%y el 15%. Con estos datos podemos concluir que no nos encontramos en un momento de sobrecalentamiento del mercado. Aún así, las cifras de ventas de obra nueva siguen siendo muy bajas, lo cual podría ser un síntoma de futuros calentamientos de los precios en algunas zonas", defiende.

En cuanto al tipo de vivienda más vendida, no hay sorpresas: sigue siendo la vivienda libre (41.545), cuyas ventas aumentaron un 16,2% anual; y la de segunda mano (38.120 inmuebles), que copan ocho de cada diez ventas y que crecieron un 17,2% respecto a julio de 2017. Aunque también subió la demanda de vivienda protegida (4.355) y de casas nuevas (7.780). En las primeras el alza fue del 16,2% y en las segundas del 11,4%.

Nuevas zonas al alza

El mercado avanza a paso firme y las transacciones crecieron en todas las comunidades autónomas, salvo en La Rioja y Canarias. Pero, a diferencia de los primeros años de recuperación del mercado inmobiliario, ahora la batuta cambia de manos. Los expertos aprecian una moderación de la actividad en las regiones que hasta ahora habían concentrado el mayor dinamismo, como la Comunidad de Madrid, Cataluña y algunas islas. El mercado empieza a reactivarse de forma generalizada.

Así, las regiones que presentaron los mayores incrementos anuales en el número de compraventas fueron Aragón (32%), Galicia (28,6%) y Castilla-La Mancha (27,1%). Casi del 21% fue el alza anual en Baleares, que compensó así la caída del 15,6% del mes anterior. Sin embargo, Canarias cayó un 3,9% interanual y en Cataluña las ventas subieron un 4,4%, la subida anual menos intensa de julio. Salvó los muebles Madrid, donde la variación anual en el número de compraventas fue del 14,3%, un buen dato que levanta el de junio: las ventas cayeron un 6,9% interanual.

Atendiendo a las compraventas de viviendas registradas, las comunidades con mayor número de transmisiones por cada 100.000 habitantes fueron Comunidad Valenciana (185), Baleares (172) y Comunidad de Madrid (137). "La recuperación del mercado de la vivienda es un hecho y mes a mes se consolida, pero la tendencia del mercado es hacia la normalización. El sector se está reajustando tras el fuerte ajuste que vivió el sector durante la crisis", añade Toribio.