Textos y fotos »

Una mezcla emocionante y llena de talento: así fueron los Premios ICON

Diario- ICON 11/10/2018
La Real Fábrica de Tapices se convirtió en el epicentro de la noche madrileña y congregó a cientos de personas en la celebración del quinto aniversario de la revista masculina de El País
 

Cinco años es una cifra redonda que marca un primer hito de longevidad. Y cinco años son los que lleva en el mercado editorial ICON, la revista masculina de El País, que el pasado 10 de octubre celebró su primer lustro de vida y la cuarta edición de sus Premios ICON. Sucedió durante una velada en la que el espacio histórico de la madrileña Real Fábrica de Tapices se transformó en un jardín otoñal y nocturno mediante cascadas de vegetación dorada que pendían sobre el espacio principal. Bajo ellas se fueron acomodando pasadas las ocho de la tarde los asistentes a la que, como recuerda Luz Sánchez Mellado en la crónica que ha escrito para El País, es ya la fiesta que marca el otoño madrileño.

Boriz Izaguirre, maestro de ceremonias, dio la bienvenida al acto principal de la noche recordando que ICON celebra "la independencia, el pensamiento lateral, la personalidad, la evolución y la revolución" y dando paso a Montserrat Domínguez, subdirectora de El País. "Una revista que está bien hecha trasciende el momento de puro placer que supone el tiempo de lectura", apuntó. A continuación fue el turno de Xavier Sancho, jefe de la redacción de ICON, que recordó el tiempo en que "la redacción de la revista cabía en un ascensor".

Los premios se sucedieron entonces. Najwa Nimri y Anna Castillo entregaron el premio de Agitación cultural a Brisa Fenoy, la autora de "Lo malo", que lo agradeció dedicándoselo "a todos los luchadores del mundo". El arquitecto Rafael de la Hoz fue el encargado de dar el Premio ICON de Arquitectura a Rafael Aranda, fundador del estudio RCR, que al recibirlo proporcionó una poética definición de su trabajo: "el arte de materializar los sueños en un viaje de largo recorrido". También de sueños habló el actor Álvaro Morte (el Profesor de La casa de papel) al anunciar el Premio ICON a la Producción Televisiva para Álex Pina. Tristán Ulloa y Manuel Jabois celebraron el premio ICON de Literatura para Nacho Carretero, autor de Fariña, que reflexionó en sus palabras de agradecimiento sobre los límites entre la literatura y el periodismo, y la transformación de su oficio.

Era el turno entonces para Eva Vicente, directora de comunicación y Relaciones externas de Volkswagen Group España, que dio el Premio Volswagen a la Innovación y el Diseño al Jorge Penadés, que invitó a todo su equipo a subir al escenario para celebrar sus logros conjuntos. Una deslumbrante Eugenia Silva daba la réplica a Andrés Velencoso (Premio ICON de Moda) mientras el modelo catalán recordaba sus inicios en la industria y también la sesión de fotos que le llevó a la portada de ICON el pasado verano. Uno de los premiados más esperados de la noche, el diseñador belga Dries Van Noten, agradecía en inglés el premio que le había entregado Alejandro Gómez Palomo (Palomo Spain) contando que, desde que ha unido fuerzas con el grupo Puig, en España "se siente como en casa".

El momento álgido de la noche, sin embargo, llegaba con el último galardón: el que Pedro Almodóvar entregaba a Rosalía, premio Solo Ella de Loewe a la Mujer del año. "Rosalía debe sentirse orgullosa de ser indefinible", elogiaba el director manchego, que ve en la joven barcelonesa "una voz de cantaora antigua con una sabiduría que no le corresponde por la edad". Con las emocionadas palabras de Rosalía, que dedicó el premio a su familia y a todas las grandes mujeres del flamenco con cuya influencia ha crecido, daba fin la ceremonia y continuaba la fiesta.

En el público, celebridades como Bibiana Fernández, el chef Ramón Freixa, los actores Pol Monén y Alfonso Bassave, la cantante Marina (OT 2017), la galerista Topacio Fresh, la televisiva Carmen Lomana, el decorador Jean Porsche, los diseñadores Maria Ke Fisherman o el fotógrafo Kito Muñoz: sin duda, una amplia representación de lo más emocionante, heterodoxo y hedonista de la música, el arte, la cultura y el mundo de la moda.

Dándoles la bienvenida estaba el nuevo Volkswagen Touareg, el SUV que ha revolucionado las normas de su género, y que patrocinaba el evento junto a Solo Ella de Loewe Perfumes, la firma de superficies sinterizadas Neolith, General Óptica y otras compañías que quisieron unirse a la celebración y, de paso, saciar la sed (y el apetito) de los invitados: quesos Flor de Esgueva cervezas Alhambra, cócteles con whisky Johnnie Walker y con mixers Royal Bliss. La velada discurrió hasta la una de la madrugada, enmarcada por la intervención arquitectónica del estudio Rent A Garden y por las propuestas gastronómicas de El Puchero de Plata. Al fin y al cabo, una fiesta perfecta (y una revista interesante) consiste en equilibrar ingredientes diversos para lograr una rara armonía. Misión cumplida.