Textos y fotos »

El Bernstein más pegadizo

Diario- Raquel Vidales 19/10/2018
La nueva producción de "West Side Story" en España rescata con brío y buenas voces la partitura y las coreografías originales
 

Es difícil no salir canturreando después de ver West Side Story. Temazos como América o María siguen resultando tan pegadizos como cuando los compuso Leonard Bern­stein en los cincuenta para su estreno en Broadway, popularizados después por la versión cinematográfica de 1961. Lo mejor de la nueva puesta en escena de este gran musical que acaba de recalar en Madrid es que rescata esa partitura con fidelidad, mucho nervio y buenas voces. Y también las vibrantes coreografías originales de Jerome Robbins.

El espectáculo, dirigido por Federico Barrios, es una producción muy cuidada de la casa Som —hacedores del gran éxito Billy Elliot, que sigue en cartel— que parece apostar por la voz y el baile. Los intérpretes, buenos cantantes y bailarines, brillan sobre todo en los números musicales, pero no tanto en las escenas habladas: muy rígidos en las primeras funciones. Quizá con el rodaje logren más naturalidad.

En el elenco titular destacan las voces de los amantes protagonistas —recordemos: esto es una versión de Romeo y Julieta trasladada al mundo pandillero de Nueva York—, interpretados por Javier Ariano y Talía del Val, aunque chirría la decisión de ponerlos a cantar en estilos distintos: ella, lírica; él, más melódico. Quizá por eso sus escenas de amor resulten algo impostadas. Y es imposible no desviar la atención hacia Silvia Álvarez, en el papel de Anita, cuando sale a escena: es todo presencia.

La escenografía de Ricardo Sánchez Cuerda, llamativa y sugerente, queda a veces deslucida porque parece pensada para un escenario más grande. Lo mismo les pasa a las coreografías en las que participan muchos bailarines: se les ve apretujados ahí arriba.

West Side Story. Leonard Bernstein / Jerome Robbins / Arthur Laurents / Stephen Sondheim. Dirección de Federico Barrios. Teatro Calderón. Madrid. Sin fecha de salida.