Textos y fotos »

La infanta Cristina planea regresar a España cuando Urdangarin obtenga el tercer grado

Diario- Mábel Galaz 07/11/2018
La hermana del Rey mantiene su apoyo a su esposo frente a quienes sostienen que viven una crisis. Su abogado asegura que es "rotundamente falsa" la noticia de que quiera divorciarse
 

Cristina de Borbón mantiene su apoyo inquebrantable a su esposo Iñaki Urdangarin, al que visita regularmente en la cárcel de Brieva (Ávila), en la que ingresó el pasado mes de junio para cumplir una condena de 5 años y 10 meses por delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias. La presencia de la infanta Cristina en el centro penitenciario sigue siendo muy discreta, ya que cuenta con el privilegio de poder acceder en coche para que se mantenga, según Instituciones Penitenciarias, el orden que podría verse alterado por la presencia de medios de comunicación y curiosos. La pareja permanece unida pese a que en las últimas horas han circulado noticias que apuntaban a que la Infanta había tomado la decisión de divorciarse.

Fuentes conocedoras del estado de la relación del matrimonio aseguran que la hermana menor del Rey está más recuperada tras los primeros meses en la cárcel de su esposo y que ya estaría planeando su futuro, que pasa por poder disfrutar con su marido de un primer permiso penitenciario para finales de diciembre o primeros de enero y por organizar su vida cuando pueda entrar en el tercer grado. Para ello, Urdangarin debe de contar con un domicilio en el que poder vivir próximo a la cárcel para acudir a ella cuando sea preceptivo para dormir.

La presencia cada vez más normalizada de la infanta Cristina en Madrid hace aventurar que contempla cada vez más la posibilidad de regresar a la capital cuando sus dos hijos menores, Miguel e Irene, con los que vive en Ginebra, finalicen su curso escolar. Juan y Pablo, los mayores, estudian en el extranjero.

Sus relaciones con su familia también se van normalizando, como prueba su presencia en el 80º cumpleaños de la reina Sofía, donde no solo estuvo sino que posó con sus hijos para la foto oficial del aniversario en los jardines del palacio de La Zarzuela. Con Urdangarin en la cárcel y con una sentencia absolutoria para ella, parece que la Casa del Rey ha relajado las restricciones impuestas a la Infanta tras estallar el caso Nóos.

En las últimas semanas Cristina de Borbón se ha dejado ver por las calles de Madrid de compras con su hermana Elena y también con ella y con los hijos de ambas saliendo de un teatro de la capital de ver el musical El médico. Ahora cuando es descubierta por los medios de comunicación su actitud también es diferente, sonríe a cámara y saluda.