Textos y fotos »

El Gobierno y la automoción acercan posiciones tras la crisis por la ley del Cambio Climático

Diario- Dani Cordero 05/12/2018
Las ministras Maroto y Ribera mantienen una reunión de trabajo con los fabricantes de vehículos
 

La ministra de Industria, Reyes Maroto, y la de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se han reunido esta tarde con la patronal de los fabricantes de automóviles, Anfac, y de los componentes de la automoción, Sernauto. Ha sido un encuentro que ha servido para romper el hielo después del enojo que generó en la industria automovilística conocer los planes del Gobierno para descarbonizar el parque de vehículos. Fuentes de las patronales han enmarcado el encuentro en un marco de "colaboración" para decidir el marco de futuro del parque.

El encuentro, no obstante, se ha prolongado durante una hora y media. Según las fuentes consultadas, el Gobierno se ha comprometido a buscar medidas de equilibrio para que mantener el peso industrial en la economía a la par que se aprueban medidas para que los vehículos que circulen en España emitan menos dióxido de carbono. "Hay un compromiso para mantener la competitividad y la descarbonización", han explicado las mismas fuentes. Desde el Ministerio de Industria se ha limitado a comunicar que ha sido una reunión como cualquier otra.

Las ministras han convocado hoy a los presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, y de Sernauto, María Helena Antolín, después que el pasado 16 de noviembre esas dos organizaciones no asistieran a la reunión que el Gobierno convocó con el sector para explicarles su borrador de ley de Cambio Climático, en la que se preveía prohibir la venta de vehículos contaminantes a partir de 2040. En aquella convocatoria, a la que Anfac se negó a asistir y a la que Sernauto se excusó por problemas de agenda, el Gobierno planteó que el borrador era solo un plan de trabajo.

En el sector de la automoción hay resquemor por los planes del Ejecutivo y, sobre todo, porque se anunciara un planteamiento como ese sin haberlo compartido antes con el sector. Patronales y sindicatos contaban con una versión del borrador anterior, en la que no se establecían límites ni de ventas ni de circulación de vehículos. El malestar provocó que desde Anfac se decidiera plantar al Ministerio de Industria.Los sindicatos CC OO y UGT, también convocados a la reunión, rehusaron igualmente asistir.

La preocupación de los fabricantes de vehículos se centra en lo que consideran una excesiva premura en la reconversión de las plantas españolas, que ya en los últimos años han tenido que atenerse a un cambio del mercado, ahora mucho más demandante de vehículos de gasolina que de diésel. Actualmente solo se produce tres vehículos completamente eléctricos en España, que es el segundo mayor fabricante de vehículos en Europa. Asimismo, desde el sector de los componentes se respira el riesgo porque los vehículos eléctricos requieren de menos componentes que un vehículo con motor de combustión.

Además, el sector está intentando pactar con el Ejecutivo un plan de ayudas al sector, entre el que se encontraría una prórroga del contrato de relevo, una demanda especialmente relevante para algunos fabricantes que tienen plantillas envejecidas.