Textos y fotos »

Lecciones para una adolescente española en un "resort" de Senegal

Diario- Gregorio Belinchón 10/02/2019
La cineasta catalana Neus Ballús estrena en la sección Panorama "Staff Only", su primer filme de ficción, en el que ahonda en las diferencias sociales y en las relaciones
 

Al estreno en 2013 del documental La plaga, de Neus Ballús, le acompañó un enorme ruido mediático y festivalero desde su primera proyección en la Berlinale. Tuvo un exitoso paso por diversos certámenes, prologó la oleada de una generación de directoras catalanas que ha revolucionado el cine español más independiente, y parecía que a la realizadora se le abrían las puertas de una rápida financiación de su siguiente proyecto, que protagonizaría "una familia de españoles de turismo en Senegal", según contaba entonces.

Sin embargo, ha necesitado más de cinco años para ver en la pantalla Staff Only, que se estrenó este domingo en la sección Panorama del festival de Berlín. "He necesitado mucho tiempo para reunir el presupuesto y para reescribir el guion, que al ser mi primer proyecto de ficción necesitaba que fuera sólido", cuenta Ballús (Mollet del Vallès, 38 años). "Formalmente las dos películas son muy distintas, y su proceso de creación, también. No me he dado cuenta de eso hasta acabar su montaje. Porque sí sentía que me repetía en los temas de base: la relación con el otro, la reflexión sobre los orígenes y las diferencias sociales y económicas... Me preocupan las mismas cosas". Ballús en cambio sí ha utilizado un método más documental en la investigación, basándose en experiencias propias o de su coguionista, Pau Subirós, para contar la semana de un padre divorciado -Sergi López, el único actor profesional del filme-, agente de viajes, con sus dos hijos, una chica a punto de cumplir 18 años y un crío más pequeño, en un resort en Senegal. "Los hechos que ocurren en este lugar los hemos visto, vivido o nos los han contado", resume la cineasta. "Hemos hecho un gran trabajo de campo", recuerda, probablemente empujada por las enseñanzas de Joaquim Jordà, su profesor en el Máster Documental de Creación de la Universidad Pompeu Fabra. Un amigo senegalés de Ballús, que se dedica a grabar vídeos para turistas en esos centros de recreo, le mostró imágenes de los clientes bailando disfrazados como si pertenecieran a una tribu africana. "De repente, pensé: 'Aquí hay una película". Y así lo ha recreado con un Sergi López desaforado.

En realidad, la protagonista es Marta, la hija, que encarna Elena Andrada. "No tenía ninguna experiencia en cine y para mí es la forma natural de trabajar, porque es de donde yo venía. Me apasiona esta metodología de usar no actores en una ficción para lo que les suceda sea real". Marta empieza una relación con uno de los guías, que graba en vídeo las excursiones, y con una de las camareras de habitación del hotel. Con la segunda ríe y comparte conversaciones, con el primero inicia su primer amor. "Fue también el primer viaje al exterior de Elena y descubrió ahí también todas los sentimientos que se le despiertan a su personaje", cuenta Ballús, que encontró a Andrada en un instituto de Castelldefels tras ver a más de 1.000 chicas. "Yo no tenía claro la franja de edad, pero sí quería contar ese momento en el que crees que eres mayor pero no lo eres, y pasas al final a ser adulta".

Durante un año estuvo haciéndole pruebas, viendo cómo crecía su desparpajo ante determinadas situaciones. "Su Marta hace cosas de niña mimada, a la que nunca le ha faltado nada, aunque de repente gira y ves su perfil de mujer madura. Staff Only cuenta ese viaje, en el que cometerá un gran error y será capaz de darse cuenta e intentar arreglarlo".

La siguiente película de Ballús no tardará tanto: ya está en la preproducción de Seis días corrientes. "Entronca más con La plaga, con su género híbrido, porque refleja el trabajo de un equipo real de tres fontaneros", comenta Ballús. "Mi padre es fontanero, y me di cuenta ya de niña de que tiene acceso a la vida privada de la gente de forma privilegiada, encontrándose con situaciones que normalmente no vemos. Mi filme gira alrededor de los prejuicios: obrero-no obrero, temas de género, incluso de origen, porque uno es marroquí... Son relaciones muy fugaces, que a veces suscitan bastantes conflictos".