Textos y fotos »

La prometida de Luke Perry rompe su silencio

Diario- El País 11/03/2019
"Los últimos 11 años y medio junto a Luke fueron los más felices de mi vida y estoy agradecida del tiempo que he pasado con él", dice Wendy Bauer casi una semana después de la muerte del actor
 

Casi una semana después de la repentina muerte de Luke Perry por un derrame cerebral, la prometida del actor de Sensación de vivir, Wendy Madison Bauer ha hablado por primera vez. "Quiero expresar mi gratitud con toda la avalancha de apoyo y cariño recibidos", ha escrito en un comunicado del que se han hecho eco algunos medios estadounidenses como People y E! News. "Las incontables y conmovedoras historias de la generosidad y bondad de Luke han sido una gran fuente de consuelo durante estos momentos difíciles".

"Los últimos 11 años y medio junto a Luke fueron los más felices de mi vida y estoy agradecida del tiempo que he pasado con él. También quiero agradecerles a sus hijos, familia y amigos por su amor y apoyo. Hemos encontrado el consuelo entre nosotros y tenemos la certeza de que nuestras vidas fueron tocadas por un hombre extraordinario. Le echaremos de menos profundamente", continúa Bauer en su escrito. Perry, que interpretó a Dylan en la serie Sensación de vivir (Beverly Hills, 90210) y uno de los rostros que definieron la televisión de los años noventa, murió el pasado lunes 4 de marzo en un hospital de Los Ángeles, a los 52 años, tras ingresar unos días antes tras sufrir un derrame cerebral en su casa.

Perry y Bauer, de 44 años, mantuvieron su relación alejada de los focos y solo al conocerse el fallecimiento del actor se supo que estaban prometidos. Según señala la prometida del actor en su comunicado, llevaban saliendo más de 11 años aunque la primera vez que se les vio juntos fue en abril de 2017, cuando acudieron a una ceremonia de entrega de premios. A sus 44 años, Bauer había hecho algunas apariciones en series, pero se dedicaba profesionalmente a la terapia de pareja y familia y estaba especializada en trastornos de ansiedad en jóvenes, adultos y parejas. Se desconoce si habían fijado una fecha para pasar por el altar.

En 2003, Perry se separó amistosamente de su esposa Rachel Sharp, apodada Minnie, madre de sus hijos Jack y Sophie, de 21 y 18 años, respectivamente, con quien mantenía muy buena relación tras diez años de matrimonio. Minnie también ha estado junto a sus hijos y la prometida de su expareja durante los últimos días del actor.

Los hijos de Perry también quisieron despedirse de sus padre en público y agradecer el apoyo recibido por todos los amigos y seguidores del actor. "Todo está yendo muy deprisa. Conseguí volver de Malaui justo a tiempo para estar con mi familia. Y en las últimas 24 horas he recibido una cantidad sobrecogedora de amor y apoyo", escribió Perry en su perfil de Instagram, que en apenas un día pasó de tener 6.800 seguidores a más de 34.000. "No puedo responder de forma individual a los cientos de mensajes preciosos y de todo corazón, pero los leo, y os aprecio por enviarme a mí y a mi familia vuestra positividad", dijo. Unos días después su hermano Jack también escribía sobre sus sentimientos en sus redes sociales. "Él era un montón de cosas para mucha gente. Para mí, él siempre fue papá. Me quiso, me apoyó en todo y me inspiró a ser lo mejor que pude ser. He aprendido mucho de ti y mi corazón está roto pensando en todo por lo que no estarás aquí", escribió el joven en Instagram, quien se dedica a la lucha libre.