Textos y fotos »

De Jennifer Lopez a Grace Kelly: los anillos de compromiso más caros de la historia

Diario- El País 14/03/2019
La pieza que le dio Alex Rodriguez a la cantante no es la más cara de las joyas de las famosas; destaca la que Richard Burton le regaló a Elizabeth Taylor
 

El pasado domingo 10 de marzo, a través de sus perfiles de Instagram, Jennifer López y Álex Rodríguez anunciaban su compromiso matrimonial. La pedida de mano del deportista a la cantante se había producido un día antes en una playa de Bahamas, y ellos decidieron contarlo del modo más tradicional: con un "Ha dicho que sí", emoticonos de corazones y la imagen de un inmenso anillo. Rodríguez le había regalado a su futura mujer una inmensa sortija con un gran diamante cuadrado.

La pareja no ha querido dar más información acerca de la joya, pero expertos del ámbito han explicado a la revista People que es una de las más valiosas que se han podido ver en los últimos años. Una pieza que tendría entre 11 y 15 quilates y que valdría desde un millón de dólares hasta 1,9 (entre 885.000 y 1,7 millones de euros). Otros expertos valoraban en Harper's Bazaar que la piedra preciosa que lleva engarzada sería de unos 20 quilates, y que el coste total del anillo sería de entre 4,5 y cinco millones de dólares (entre 3,9 y 4,4 millones de euros). 

El de López es, por tanto, uno de los anillos de compromiso más valiosos que se recuerdan en el universo de actrices, cantantes y estrellas. Pero no es el único ni el de mayor precio. Un informe de la joyería Collartz recuerda que entre los más caros están el de dos grandes estrellas de Hollywood: el que el príncipe Rainiero de Mónaco le regaló a Grace Kelly y el que Richard Burton le puso en la mano a Elizabeth Taylor.

El de Kelly fue uno de los más conocidos de la época y, como su vestido de novia, su pelo o su estilo en general, de los más imitados. Era un gran diamante cuadrado flanqueado por otras dos piedras más pequeñas de talla baguette (rectangular), todos montados sobre una banda de platino, y valorado en más de 3,5 millones de dólares (unos tres millones de euros). Ese fue su segundo anillo, porque el primero, con el que apareció tras anunciarse el compromiso, era una fina banda con rubíes y diamantes, rojos y blancos, los colores del principado de Mónaco. Ambos habían sido creados por Cartier, su joyería predilecta.

El de Taylor es uno de los más impresionantes de la historia, y está valorado en más de ocho millones de dólares (cerca de 7,1 millones de euros). Eran un anillo cuadrado que sobrepasaba el dedo de la actriz, tan valioso y llamativo que, en público, prefería llevar una réplica. Taylor y Burton se casaron dos veces, en 1974 y 1976, y tras su divorcio en 1978 el diamante se vendió a los joyeros Mouawad, que lo conservan en su colección privada. 

Además de esas espectaculares joyas, las actrices contemporáneas tampoco escatiman con sus joyas de compromiso. Por ejemplo, Jessica Biel lució un anillo de compromiso con un gran diamante cuadrado que diseñó el propio Justin Timberlake y que le regaló en 2012, y que está valorada en 1,6 millones de dólares (1,4 millones de euros). De una forma similar (con un gran diamante cuadrado el centro) es el que a menudo lleva Kim Kardashian, que también resulta impresionante. Al parecer, es una réplica de su anillo de compromiso original, de 15 quilates, diseñado por la casa de joyas Lorraine Schwartz y valorado en más de dos millones de dólares (1,77 millones de euros). El original se lo robaron durante un atraco en París en octubre de 2016

Según el informe de la joyería Collartz, también destacan el anillo de compromiso que el actor Ryan Reynolds le regaló a la también intérprete Blake Lively, un diamante rosa ovalado de 12 quilates de 1,7 millones de euros. Del mismo precio era el de Paris Hilton, con forma de corazón, que ha decidido quedarse tras romper con su prometido, Chris Zylka. Y del mismo color y forma, rosa y con forma de óvalo, era el que le regaló Enrique Iglesias a Anna Kournikova y que estiman en 2,2 millones de euros. 

Uno de los anillos más polémicos fue el que Donald Trump le regaló a su ahora esposa, Melania, por su compromiso. La pareja se casó en 2005 y él la obsequió con un diamante con una banda de oro blanco que costó 2,6 millones de euros. En una gran polémica, el actual presidente reveló al diario The New York Times que la joyería no se lo había regalado, pero sí que le había hecho un descuento y se lo habían dejado a la mitad de precio. "Solo un idiota diría: 'No, gracias, quiero pagar un millón de dólares más por un diamante", fanfarroneó Trump. 

También llamó poderosamente la atención el gran anillo que el multimillonario James Packer le regaló a Mariah Carey en 2014 y que estaba valorado en 10 millones de euros (8,8 millones de euros). El compromiso entre el australiano y la cantante acabó diez meses después y la lujosa boda que la pareja había planeado en Bora Bora (Polinesia Francesa) tuvo que cancelarse. La cantante revendió la pieza por 2,1 millones de dólares (1,85 millones de euros).

El de Pippa Middleton, la hermana de Kate, duquesa de Cambridge, está valorado en 235.000 euros. Por su parte, el que el jugador de baloncesto Nick Young le regaló a la rapera Iggy Azalea costó 620.000 euros. "Estábamos en el coche, él iba a jugar en la Summer League y yo iba a verle. Le dije: 'Hoy debería ir acompañada de alguien de seguridad porque llevo 700.000 dólares encima'. Y él me contestó: '¡¿Dónde?!' Y yo le dije: '¡En la mano, idiota!".