Textos y fotos »

Messi y CR ante la Premier menos inglesa

Diario- Ramon Besa 14/03/2019
La presencia de City, United, Tottenham y Liverpool capitaliza este viernes el sorteo de los cuartos de final de la Champions
 

La mitad de los equipos clasificados para los cuartos de final de la Liga de Campeones que este viernes se sortean en Nyon (12.00) son ingleses: Liverpool, Manchester City, Tottenham y Manchester United. Un registro imposible hasta ahora para cualquier Liga que no sea la Premier y al tiempo una marca que ya se ha dado en dos ocasiones en Inglaterra, en 2007-2008 y 2008-2009, año este último en que el Barcelona se adjudicó el torneo después de ganar al Manchester United en Roma: 2-0. Aquella es la única final continental en la que se han enfrentado Messi y Cristiano Ronaldo, líderes hoy del Barcelona y de la Juve, dos de los candidatos al título y por tanto los rivales más temidos por los cuatro ingleses sin menospreciar a los descarados jóvenes del Ajax ni al Oporto de Casillas.

Los ingleses se preguntan si no ha llegado el momento de recuperar un trono que no alcanzan desde 2012 con el Chelsea después de que el monopolio de LaLiga haya quedado reducido a la candidatura del Barça. El equipo de Messi ha sido el único que en 2015 rompió la hegemonía del Madrid de Cristiano, campeón en cuatro de las últimas cinco ediciones: 2014, 2016, 2017 y 2018 cuando derrotó precisamente al Liverpool, ganador antes del City.

Ya ganador de la Champions cinco veces, el Liverpool es un equipo más fuerte que la pasada temporada con el refuerzo del portero Alisson, ex de la Roma. Propiedad de Fenway Sorts Group, el mismo que financia a los Boston Red Sox, el club de Anfield aspira a ganar también la Liga en disputa con el Manchester City.

Los citizen tienen mucho dinero y muy buenos jugadores, han hecho un gran equipo y presumen de entrenador, pero nunca ganaron la Copa de Europa. Tampoco la ha alcanzado el Tottenham, el principal proveedor de la selección de Southgate. A cambio le avala una excelente generación de jugadores: Kane, Alli, Dier, Rose, Trippier. Y queda el United. La fuerte inversión de la familia Glazer exige resultados a un club tres veces campeón continental y que de momento su mayor trofeo ha sido eliminar al PSG.

Los ingresos obtenidos desde 2016 por los derechos de televisión han convertido a la Premier en la Liga más rica y seductora de Europa. Alcanza con revisar sus plantillas y repasar el nombre de sus técnicos: Guardiola entrena al City después de triunfar en el Barça y certificar la hegemonía del Bayern en la Bundesliga: ya son 26 títulos; el alemán Klopp se hizo célebre en el Borussia Dortmund antes de llegar a Liverpool; el argentino Pochettino es uno de los preparadores más codiciados del mercado, y el noruego Solskjaer ha revitalizado al United después de la destitución de Mourinho.

La Premier es ahora mismo menos inglesa que nunca de acuerdo al estudio del Observatorio Internacional del Fútbol (CIES). La presencia de jugadores ingleses en los últimos diez años alcanza mínimos históricos: los internacionales susceptibles de ser convocados por Southgate con vistas a la final a cuatro de la Liga de las Naciones que Inglaterra jugará cinco días después de la final de la Champions (1 de julio, Wanda), solo han disputado el 35,2% de los minutos de la Premier cuando en 2011-2012, el año del título del Chelsea, era del 45,1%. La representación inglesa no alcanzó tampoco el 50% en los últimos partidos de los cuartofinalistas de la Liga de Campeones.

La estadística asegura también que los futbolistas formados en Inglaterra nunca habían participado en tan pocos goles: 30,7%. El descenso afecta igualmente al resto de futbolistas del Reino Unido: 3%. La representación de jugadores de Irlanda del Norte y Gales es además mínima y también ha descendido la de Escocia. El CIES asegura igualmente que el porcentaje de minutos disputados por los europeos asciende al 45% mientras que su participación en los goles alcanza el 43,3%, el más alto desde 2009 —el porcentaje español es del 7,2% ante el 2,5% de 2009—. Y finalmente el tanto por ciento de los minutos no jugados por los no europeos es del 16,8% y su participación goleadora el 22,8%. 

En cuartos por 12ª vez

Aunque la Premier continúa siendo una competición particular y diferente a la Champions, sobre todo por su ritmo y los arbitrajes, su juego empieza a tener más similitudes que nunca: el City y el Barça, por ejemplo, son líderes en la posesión, los remates, los pases y los goles, faceta en la que se distinguen Cristiano (124) y Messi (108), de nuevo cara a cara, después de las eliminaciones de Mbappe, Neymar y Griezmann. El portugués, decisivo en la eliminación del Atlético y en la pérdida de poderío del Madrid, pretende acabar con la fatalidad de la Juve —siete finales perdidas por dos ganadas— mientras Messi defiende la regularidad del Barça, doce veces seguidas cuartofinalista y único representante de LaLiga, situación que no se daba desde 2009-2010. Quedan como alternativas en un bombo con 21 títulos el vigoroso Ajax —cuatro veces campeón— y el recuperado Oporto —dos—. No hay ningún alemán —la última vez que se dio una situación igual fue en 2005-2006— y, por tanto, no se cumplirá aquel dicho de Lineker que decía: "El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses en que juegan once contra once y siempre gana Alemania". Los ingleses han pasado a ser candidatos con cuatro equipos menos ingleses que nunca precisamente en el año del Brexit.