Textos y fotos »

Ensayo sobre la ceguera

Diario- Jordi Costa 14/03/2019
No es una odisea de superación, sino la minuciosa crónica del pulso que mantiene un individuo con la pérdida de su visión
 

"Empecé a temer que fueras desapareciendo en un mundo al que yo no podía seguirte", dice la voz de Marilyn Hull en un momento de este estupendo documental que transforma en envolvente estilo y complejo discurso su material de partida: las cintas que empezó a grabar el profesor de teología John Hull durante el verano de 1983, cuando sus crónicos problemas de visión dieron paso a una progresiva, imparable inmersión en la ceguera. Contemplación, de Peter Middleton y James Spinney, es la puesta en imágenes de esas grabaciones, a partir de una combinación de recursos que, sobre la continuidad que proporcionan unos actores que no dramatizan, sino que encarnan el peso de esas voces, pasa armónicamente de lo sensorial a lo abstracto.

Contemplación no es una odisea de superación, sino la minuciosa crónica del pulso que mantiene un individuo con la pérdida de un sentido esencial, un viaje interior cargado de reflexiones lúcidas y soluciones pragmáticas que se mantiene en todo momento a salvo de los espejismos de la autoayuda y la épica inspiradora. El momento en que Hull sueña con haber recuperado su visión, y cree contemplar por primera vez a su hija recién nacida, o el monólogo en torno a la capacidad de la lluvia para realzar el mundo que rodea a un invidente podrían servir de perfectas muestras para ilustrar la justeza de tono de esta película que, entre otras muchas cosas, es también la historia de un amor que logra sobrevivir, enfrentado a una arbitraria adversidad.