Textos y fotos »

Jennifer Lawrence da por finalizado su año sabático y vuelve a rodar

Diario- El País 19/04/2019
La actriz decidió retirarse hace un año para dedicarse al activismo y regresa con un proyecto de cine independiente a las órdenes de una directora de teatro que debuta en los largometrajes
 

En febrero de 2018 la actriz Jennifer Lawrence decidió hacer un paréntesis en su carrera y tomarse un año sabático para dedicarse a ella misma y centrarse en el activismo. El objetivo era tener tiempo para participar de forma más eficaz en la organización Represent Us, que lucha contra la corrupción política, y en defender los derechos de las mujeres.

La intérprete ha cumplido su palabra y desde que finalizó la promoción de la película Gorrión rojo, una historia de intriga y espionaje en la que interpreta a una mujer reclutada contra su voluntad por el servicio de seguridad ruso para utilizar su cuerpo como un arma, dejó a un lado los sets de rodaje.

Ahora, después de casi un año alejada de la actuación, Jennifer Lawrence ha decidido acabar con su retiro temporal y regresar al cine con una película independiente bajo la dirección de Lila Neugebauer, una aclamada directora de teatro que debutará como realizadora de largometrajes con esta película. El proyecto que dará sus primeros pasos a mediados de junio y se rodará en Nueva Orleans ha debido ser lo suficientemente atractivo para Lawrence como para decidirse a volver no solo como actriz sino también como productora de la película.

Lila Negebauer solo ha adelantado que se trata de "una película íntima que quiere ser muy personal". Un filme con el que Jennifer Lawrence vuelve a sus propios orígenes ya que debutó precisamente en el cine independiente con Winter"s Bone que le valió una nominación a los Oscar en 2011, premio que consiguió al año siguiente por su interpretación en El lado bueno de las cosas. Además de este nuevo proyecto, la actriz de Los Juegos del Hambre, tiene pendiente el estreno de una nueva entrega de la saga X-Men, Dark Phoenix, donde retoma su personaje de Mística.

El año alejada de las cámaras le ha deparado a la artista más sorpresas que dedicarse a fomentar la participación en la política de los jóvenes. El pasado mes de febrero se conoció que Lawrence, de 28 años, se había comprometido con el galerista Cooke Maroney, de 34 años, con quien mantiene una relación desde hace menos de un año. La representante de la actriz confirmó el compromiso a la revista People, la misma publicación que esta misma semana ha publicado que la pareja puede estar buscando lugares para una próxima celebración oficial de su compromiso o incluso previas a su boda. Según la misma revista, Jennifer Lawrence es una mujer apegada a su familia y una fuente próxima a ella ha manifestado que sería una sorpresa que "su matrimonio no fuera un asunto de familia bastante extenso", en relación a descartar una boda sorpresa o en secreto alejada de los suyos.