Textos y fotos »

Las pérdidas de Dia se disparan a 144 millones, nueve veces más que hace un año

Diario- Javier Salvatierra 14/05/2019
La cadena de supermercados registró una caída de las ventas del 7%, en plena pugna por el control entre Letterone y el consejo
 

Dia vive en un círculo vicioso: su crisis ahonda la caída de resultados y la caída de resultados ahonda la crisis. Y así, sucesivamente. El negocio de la cadena de supermercados se deterioró un poco más cada día del primer trimestre por el impacto negativo de su propia situación crítica, hasta cerrarse con unas pérdidas de 144,4 millones de euros, nueve veces más que un año antes, mientras que las ventas se desplomaron un 7,2%, hasta 1.664,6 millones, según informó el grupo a la CNMV. La deuda se disparó a 1.700 millones y el agujero patrimonial, que debe resolverse antes del 20 de mayo para no entrar en concurso de acreedores, crece un 75%, hasta 174,9 millones.

La "percepción pública negativa de la compañía" provocada por los resultados negativos de 2018, con pérdidas de 352 millones; la situación de patrimonio neto negativo y la consiguiente "amenaza de disolución en el corto plazo", los vencimientos de deuda, la incertidumbre de la junta y, "el ruido general provocado por las noticias" hicieron que los proveedores se protegieran y empezasen a faltar productos en las tiendas, lo que lastró las ventas. Así narra la empresa el devenir del primer trimestre, en el que las ventas se quedaron un 7,2% más cortas que hace un año (1.664,6 millones frente a 1.793), lastradas también por la depreciación de las monedas argentina y brasileña. Las ventas comparables (las de las tiendas que llevan más de un año abiertas) se redujeron en el periodo un 4,3% respecto al año anterior, con un deterioro progresivo, hasta el 7,9% en marzo, como ya adelantó hace unas semanas.

Ninguno de los mercados se libró de la caída de ventas. En España, fue del 3,5% (4,4% comparables), hasta 976 millones. Aunque los formatos La Plaza y Dia&Go crecieron, no compensaron el mal comportamiento del resto de tiendas, especialmente las de las afueras de las ciudades. En Argentina, las ventas se desplomaron un 22,6%, fundamentalmente por la depreciación del peso. En Brasil, también con efecto divisa negativo, las ventas cayeron un 5,6%, igual que en Portugal.

Con algunos aumentos de gasto, como la provisión de 38,8 millones para hacer frente al ERE anunciado en febrero, y algunos ahorros (la inversión pasa de 90 a 20 millones), la rentabilidad pues, se desploma. El resultado operativo (Ebitda) fue de 12,4 millones de euros en los tres primeros meses del año, frente a los 55,5 millones del mismo período del año anterior. Las pérdidas netas también se dispararon, de 16,2 millones en los tres primeros meses de 2018 a 144,4 este año, nueve veces más.

Las pérdidas se reflejan en un agravamiento de la situación de patrimonio negativo en la que se halla la empresa y que debe resolver antes del 20 de mayo si no quiere verse obligada a entrar en preconcurso de acreedores. El agujero de casi 100 millones con que la matriz cerró el ejercicio 2018 es ahora de 175 millones. En el grupo consolidado, se ha pasado de un patrimonio negativo de 166 millones a 308,5 millones. La deuda financiera, además, aumenta hasta 1.702 millones, 251 más que hace tres meses, y la neta, debido a la aplicación de la norma contable IFRS16, se dispara hasta 2.377.

En este sentido, la empresa recuerda que la fecha límite para resolver el desequilibrio patrimonial es el 20 de mayo y que el 31 vence el préstamo sindicato de 912 millones que la banca concedió a la empresa a finales del año pasado para que pudiese seguir operando y cuyo aplazamiento está negociando Letterone con la docena de bancos acreedores. Estos dos parámetros ponen a la empresa en "una frágil posición", según admite.

Una situación que debería resolverse con la ampliación de capital de 500 millones que prometió Letterone tras finalizar la opa –el plazo de aceptación terminó ayer- y que está condicionada a lograr un acuerdo con los bancos sobre la deuda y otras cuestiones, como una nueva línea de crédito, que aún no se ha alcanzado. En todo caso, advierte Dia, si el acuerdo o la ampliación no llegasen "a su debido tiempo, la situación podría deteriorarse rápidamente y la Compañía podría verse forzada a presentar concurso de acreedores y/o iniciar el proceso de liquidación".

El resultado trimestral se conoce justo un día después de que terminase el plazo de aceptación de la opa lanzada por el fondo Letterone sobre la cadena a 0,67 euros por acción. Aún no se conoce qué porcentaje de accionistas han aceptado vender sus títulos al fondo controlado por el inversor ruso Mijail Fridman, aunque la baja aceptación obligó al magnate a prorrogar dos veces el plazo y, finalmente, a reducir y posteriormente eliminar el requisito de aceptación mínima para el éxito de la oferta, fijada en un principio en la mitad del 71% que no posee y después en el 50% del total.

En cuanto a las tiendas, a cierre del primer trimestre, Dia operaba 6.087, siete menos que hace un año (excluyendo ya los 34 supermercados mayoristas Max Descuento y las 1.280 perfumerías Clarel). En España están 3.454, 20 menos que hace un año. Dia ha convertido en propias 83 tiendas en España en los tres primeros meses y la política de "desfranquiciación" seguirá a lo largo del año para "buscar franquiciados altamente cualificados".