Textos y fotos »

El Real Madrid abruma al Manresa en el primer asalto

Diario- Faustino Sáez 30/05/2019
Los de Laso, productivos y solidarios, con 10 jugadores en dobles dígitos de valoración, superan con facilidad a un rival hipotenso (98-75)
 

Un Real Madrid productivo y solidario solventó con aires de trámite el primer partido de la eliminatoria de cuartos ante el Baxi Manresa al mejor de tres asaltos. La diferencia en el marcador (98-75) y en la valoración conjunta de los equipos (143-54) reflejó la abrumadora superioridad de los blancos en un partido sin ruido. Tres tapones de Tavares, cinco robos de Campazzo, ocho asistencias de Llull y un tropel de puntos repartidos de forma gremial hasta la frontera de los 100 desmoralizaron con facilidad al cuadro de Peñarroya y permitieron a los de Laso marcar territorio.

El Madrid tardó cuatro minutos en arrancar, pero cuando lo hizo fue al sprint y sin freno. Con Campazzo, Randolph y Tavares al mando de las operaciones, los blancos armaron un parcial de 21-6 en apenas cinco minutos, del 6-7 al 27-13 en los instantes finales del primer cuarto. Ahí comenzó un despegue sin oposición. Un puñado de puntos de Zubcic fue el único y pobre consuelo para el cuadro de Peñarroya, que dio muestras de rendición antes de presentar una mínima batalla.

Aprovechando el primer respiro de Tavares, Lalanne se afianzó en la pintura madridista con ocho puntos casi consecutivos. Pero, al tiempo, Ayón retomó la rutilante versión que ha encontrado tras liberarse en el partido por el tercer puesto de la Final Four. Con la efervescencia del pívot mexicano y las asistencias de Llull, seis en ese tramo, el Madrid consolidó un dominio sin fisuras. "La clave es cómo hemos atacado desde la defensa", contó Campazzo de camino a vestuarios. "Son un gran equipo pero no podemos permitir que nos metan 30 puntos con mates debajo del aro", reprochó Peñarroya. "A ver si cambiamos la mentalidad", completó el técnico.

El efecto de sus palabras fue efímero. Un parcial de 0-6 que quedó abrasado de inmediato por la intensidad defensiva y las manos rápidas de Campazzo. De nuevo con el Facu al mando, los de Laso tramitaron con diligencia el tercer cuarto y dispararon su ventaja para agarrar el primer punto de la eliminatoria sin sobresaltos. Otra aparición hiperproductiva de Causeur (10 puntos en 10 minutos) y el protagonismo episódico de Felipe Reyes acabó con cualquier intriga competitiva. Con un triple de su capitán, el Madrid alcanzó el +20 de ventaja con el bocinazo de cierre del tercer cuarto (78-58, m. 30).

El último cuarto solo sirvió para que Lalanne completara su improductiva exhibición (26 puntos) mientras Laso medía al milímetro los esfuerzos y minutos de su elenco aprovechando la ausencia de competencia. Solo Thompkins superó los 20 minutos en pista en las filas del campeón mientras que 10 de las piezas blancas alcanzaron dobles dígitos de valoración. El pívot haitiano fue la excepción en un Manresa hipotenso que no exploró ninguna veta competitiva. El domingo, a las 21.30 en el Nou Congost, el Madrid dispondrá del primer match ball para avanzar a semifinales.