Textos y fotos »

Coltán y corrupción

Diario- Juan Carlos Galindo 14/06/2019
Fernando Schwartz relata la historia de un hombre que hace trabajos sucios para el Ministerio de Asuntos Exteriores español
 

Amén de escritor, Fernando Schwartz, premio Planeta de Novela en 1996 por El desencuentro, ha sido comunicador y diplomático. Es esta labor en las relaciones internacionales la que le da el acervo que despliega en Que vaya Meneses (Espasa), su última incursión en la ficción. A medio camino entre la novela de espías, la de aventuras y la política, el libro cuenta la historia de un hombre de mundo, lenguaraz y a veces impertinente, que hace el trabajo sucio para el Ministerio de Asuntos Exteriores español. Patricio Meneses, niño de familia rica de Valencia, figura corta de escrúpulos, políglota al servicio del Estado y de su bolsillo, y no siempre por ese orden, se ve envuelto en una trama para conseguir que España pinte algo en la partida que se juega en África por el coltán y el petróleo. Para ello, Schwartz inventa un país, Matazembí, cerca del Congo y Ruanda, escenario de los peores horrores de las últimas décadas y lugar siniestro donde la vida no vale nada, un espacio en el que Meneses se mueve mejor que en los salones de la ONU en Nueva York, donde estuvo antes destinado.

La descripción de las relaciones entre militares corruptos, espías rusos, salvadores de la patria africanos y dudosos inversores occidentales funciona en una historia en la que también destacan la crítica a la colonización y el expolio de antes y de ahora. Todo, siempre, reflejado a través de los personajes y sus diálogos, muchas veces más informativos que literarios. A pesar de las apariencias, Meneses es un antihéroe y tiene cierto afán justiciero, que le lleva a buscar entre lo peor de esta entramada red de intereses para no dejar un crimen impune. No es su misión, pero sí su fin último. Es ahí, en las sombras del sistema, entre torturas y traiciones, en el momento en que la novela saca lo más oscuro de los personajes y de los escenarios, cuando Que vaya Meneses juega sus mejores cartas, un ambiente en el que hubiera sido deseable que Schwartz incidiera.

Que vaya Meneses. Fernando Schwartz. Espasa, 2019. 362 páginas. 19,90 euros.