Textos y fotos »

El reto del Barça es Griezmann-Neymar

Diario- Ramon Besa / Jordi Quixano 02/07/2019
El club azulgrana negocia el fichaje del francés mientras atiende al interés del brasileño por regresar tras cuadrar las cuentas con los 80 millones ingresados por los traspasos
 

El Barcelona presentará el viernes a Frenkie de Jong, ha empezado las negociaciones para pagar a plazos —o abaratar— los 120 millones que desde el 1 de julio cuesta la carta de libertad de Antoine Griezmann —antes ascendía a 200 millones— y atiende con especial interés el deseo de Neymar por regresar al Camp Nou. Aunque la operación es especialmente compleja, hay diferentes variables que posibilitan la contratación del brasileño siempre que el Paris Saint-Germain se avenga a negociar con el Barça.

Al club azulgrana le interesa que se sepa su intención de juntar a Griezmann y Neymar con Messi y Luis Suárez. No es simplemente una operación de mercadotecnia que revaloriza la marca con independencia de que se cierre o no, sino que atiende a intereses deportivos de un campeón de Liga frustrado por no ganar la Champions desde 2015.

La incorporación de Griezmann parece asegurada desde que ha sido anunciada incluso por Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético, el club de procedencia del internacional francés. También ha sido confirmada por fuentes próximas a la directiva y servicios técnicos del Barcelona. Las dudas sobre su fichaje se produjeron después de trascender las reticencias que había en algunos pesos pesados del vestuario y entre una parte de la hinchada, molesto el barcelonismo por el desprecio mostrado la temporada pasada por el jugador cuando descartó la oferta del Barcelona y renovó por el Atlético.

La junta barcelonista intenta cerrar la operación en las mejores condiciones económicas posibles mientras el Atlético no admite ninguna rebaja salvo que se incluyan jugadores de su interés como podría ser el lateral portugués Nelson Semedo.

La vuelta de Neymar se presenta igualmente delicada si se atiende a los parámetros económicos y a la opinión contraria de muchos aficionados del Barcelona. El brasileño, sin embargo, cuenta con la complicidad de Messi y Luis Suárez, con quienes comparte un grupo de WhatsApp según desveló el capitán azulgrana y de Argentina. El delantero quiere forzar su traspaso al Barcelona y el PSG aspira a recuperar los 222 millones de la cláusula de rescisión que el verano de 2017 pagó al club azulgrana por el 10 de Brasil.

La negociación podría incluir algunos jugadores como Philippe Coutinho y/o Ivan Rakitic que serían pretendidos por el club parisino y su entrenador, Thomas Tuchel. Queda por ver igualmente cuál sería el futuro de Ousmane Dembélé en el caso de que cuajaran las altas de Neymar y Griezmann. El delantero francés parece tener mercado y el Barcelona necesitará vender tanto para cumplir el límite salarial como para sanear una economía que pasa por una situación complicada a pesar de que a 30 de junio ha conseguido cuadrar el ejercicio de la temporada 2018-2019.

El club necesitaba ingresar alrededor de 70 millones para presentar un balance que pudiera ser aprobado en la próxima asamblea de socios y finalmente ha reunido 77,5 millones por los traspasos de Jasper Cillessen al Valencia (35 millones), André Gomes al Everton (25), Denis Suárez al Celta (13 más 3,1 variables), Marc Cardona a Osasuna (2,5) y Marc Cucurella al Eibar (2). También han causado baja por finalización de contrato o cesión Thomas Vermaelen, Jeison Murillo, Kevin-Prince Boateng y Douglas Pereira.

Y, durante el curso, fueron traspasados Paco Alcácer (Borussia Dortmund, 21 millones), Lucas Digne (Everton, 20,3), Yerri Mina (Everton, 30,2), Paulinho Alcántara (Guangzhou, 42), Munir El Haddadi (Sevilla, 1). Aleix Vidal (Sevilla, 8,5), Marlon Santos (Sassuolo, 6), José Manuel Arnáiz (Leganés, 5) e Iñigo Ruiz de Galarreta (Las Palmas, 0,5). Queda por resolver, por otra parte, el futuro de futbolistas como Rafinha así como de algunos del Barcelona B.

Los ingresos serán fundamentales para afrontar los posibles fichajes posteriores a los de De Jong (75 millones) y Norberto Neto (25 y 9 de variables) más los pretendidos de Griezmann (120) y Neymar, imposible de tasar de momento por más que los parámetros se mueven entre los 100 y los 300 millones. Los servicios técnicos estiman que el equipo necesita también un lateral izquierdo capaz de competir con Jordi Alba y no renuncian a la puja por Donny van de Beek (Ajax) después de saber que Matthijs de Ligt recalará seguramente en la Juventus.

La serie comenzará de momento con la presentación el viernes del centrocampista de De Jong, fichado en enero. No se ha anunciado la presencia en el acto del entrenador Ernesto Valverde, ratificado por el presidente Josep Maria Bartomeu mucho antes de que empezara el carrusel de salidas y entradas y, por tanto, se supone que valedor también del reto de reunir Griezmann-Neymar.