Textos y fotos »

El Gobierno confía en la recuperación de británicos y alemanes para un nuevo verano de récord turístico

Diario- Javier Salvatierra 03/07/2019
El Ministerio de Turismo prevé 29,6 millones de turistas entre julio y septiembre, un 1,7% más, con un aumento del gasto del 3,2%, hasta casi 40.000 millones
 

Pese a la caída del mes de mayo, el Gobierno confía en que un nuevo verano de récords turísticos (o casi). En concreto, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo prevé que visiten españa 29,6 millones de extranjeros en temporada alta, medio millón más que el año pasado, y que se gasten 1.000 millones de euros más, hasta un máximo histórico que rozará los 34.000, y siga creciendo el empleo. Para sostener este optimismo, se apoya en los principales mercados, Reino Unido y Alemania, que se recuperan de las caídas del año pasado, y en los crecimientos de EE UU y China.

En un encuentro con los medios, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha mostrado muy optimista de cara a la temporada alta del sector turístico. "La tendencia es positiva, buena salud, incremento y récord en flujos, mayor rentabilidad y dinamismo del empleo", ha augurado tras resumir los datos registrados hasgta mayo, en los que se aprecia un aumento del 2,7% en la llegada de turistas y del 3,8% en el gasto de los turistas, que dejan "nuevos máximos históricos" de ambas cifras hasta la fecha. No es así, no obstante, en el caso de las llegadas, pues si se cumple el augurio de 29,6 millones se quedaría ligeramente por debajo de los 29,77 de 2017.

Sin embargo, en mayo se produjo la primera caída del año respecto al pasado (1,6% menos de llegadas), un dato significativo teniendo en cuenta que la competencia de otros destinos como Turquía o Egipto se nota más en el sol y playa, que es ahora cuando arranca. De hecho, durante julio, agosto y septiembre del año pasado, visitaron España 29,1 millones de turistas, un 2,2% menos que un año antes, y el verano cerró sin récord por primera vez desde 2011. El Gobierno había pronosticado que la cifra superaría con creces los 30 millones.

Este año es más modesto en sus previsiones y se queda en 29,6 millones, un 1,7% por encima de 2018, con medio millón más de visitantes. Preguntada de dónde vendrán esos miles de visitantes adicionales, Maroto ha señalado que "los mercados prioritarios, Reino Unido y Alemania, siguen siendo los que aportan más volumen y gasto" y cuenta, además, con los "crecimientos a dos dígitos" de otros mercados como EE UU, "gracias, entre otras cosas, a que ha aumentado la conectividad aérea", ha dicho Maroto, y China, donde la ministra ha viajado recientemente para "definir nuevos productos adecuados al mercado chino", y donde el Gobierno ha llevado a cabo una "intensa" labor promocional para aumentar la captura de un mercado de 146 millones de turistas de los que España solo es capaz de atraer a un millón.

En cuanto a los dos primeros mercados, la ministra ha señalado que "se ha contenido" la caída registrada el año pasado, en el caso de los británicos, y que se recupera frente al descenso del año pasado, en el caso de los alemanes. En los cinco primeros meses, el número de británicos se ha mantenido casi idéntico, mientras que han llegado cuatro millones de alemanes, un 1,9% más, pero en el mes de mayo se aprecian caídas de ambos mercados, especialmente el alemán, con un 8% menos de visitantes respecto a mayo del año pasado.

En cuanto al gasto, el Gobierno prevé un total de 33.908 millones de euros, 1.079 millones más (+3,2%) que el verano pasado. La ministra ha celebrado el "aumento de la rentabilidad que supone que crezca más el gasto que las llegadas", que es el objetivo de la política turística del Gobierno. en lo que va de año, el gasto de los turistas (que no es exactamente el dinero que dejan en los destinos, puesto que incluye gastos como el transporte, que se queda en el país de origen) asciende a 30.683,7 millones de euros, un 3,8% más que hace un año. La mejora de la rentabilidad "es el foco que hemos puesto en el nuevo modelo turistico", ha dicho Maroto. Sin embargo, el ritmo de aumento se frenó en mayo, cuando el gasto fue de 8.194,6 millones, un 0,49% más que un año antes. Por lo que respecta a los dos principales mercados, el gasto de los británicos se elevó un 1,8%, pero el de los alemanes se redujo un 10,96%.

Finalmente, la ministra se ha mostrado convencida de que el empleo repuntará también este verano en el sector turístico, superando los datos de afiliacion de la temporada pasada. Aunque no ha dado una cifra de previsión de afiliados, se ha referido a la del pasdo mes de mayo, cuando trabajaban en el sector 2,575 millones de personas, un 4,3% más que el año anterior por las mismas fechas. "Prevemos que el sector siga creando empleo en verano, el año pasado el crecimiento fue de 100.000 empleos y este año la tendencia es positiva", ha resumido.