Textos y fotos »

El rapero ASAP Rocky, detenido por una pelea en Estocolmo

Diario- El País 03/07/2019
Las autoridades suecas acusan al artista estadounidense de una agresión con agravantes tras una reyerta en la calle que fue grabada en vídeo
 

El rapero estadounidense ASAP Rocky fue arrestado en Estocolmo, Suecia, el pasado lunes 1 de julio por una agresión con agravantes tras una reyerta en la calle que fue grabada en vídeo, según ha informado este miércoles la fiscalía sueca. El incidente ocurrió el domingo y el contenido de la grabación ha sido difundido por el medio especializado en celebridades TMZ, donde se ve cómo el rapero y su séquito lanzan a un hombre al suelo y le dan puñetazos y patadas. 

Las autoridades suecas dijeron que el rapero, de 30 años y cuyo nombre real es Rakim Mayers, y tres miembros de su equipo habían sido arrestados pocas horas después de su aparición en un festival de hip hop en Estocolmo la noche anterior. Se le acusa de asalto agravante fuera de un restaurante de hamburguesas el domingo por la noche. Sin embargo, como respuesta el artista ha respondido a las imágenes difundidas con un vídeo propio que ha subido a su Instagram, en el que acusa a dos hombres misteriosos de comenzar la pelea al seguirlo y golpear a su guardaespaldas, mientras el rapero les insta en repetidas ocasiones a que se marchen. 

Se espera que el artista, que tiene previsto un concierto en Noruega este miércoles, permanezca en la cárcel hasta el viernes, cuando comparecerá ante el tribunal. Su séquito ha dicho, según el medio británico Daily Mail, que la policía sueca está "haciendo ejemplo" de él, y afirman que la disputa podría tener "grandes repercusiones" para su carrera. Los abogados que defienden al cantante temen, según el mismo medio, que pueda estar detenido hasta agosto, lo que arruinaría su gira europea, que incluye una actuación en el festival de Finsbury Park, en Londres. 

El rapero, originario de Nueva York que si dio a conocer al público en 2011 con el lanzamiento del tema Live Love ASAP, defiende su inocencia y ha dicho que él y su equipo fueron perseguidos por los dos hombres, que "siguieron siguiéndolos" durante cuatro calles de la capital. "No conocemos a estos hombres y no queríamos problemas", insistió. Su propio vídeo muestra el enfrentamiento, en el que uno de los hombres les acusa de romperle los auriculares.