Textos y fotos »

Brad Pitt irá dejando poco a poco su trabajo de actor

Diario- El País 03/07/2019
El intérpete admite que a los 55 años está más cómodo en otras tareas cinematográficas como la producción
 

Saltó a la fama en 1991 después de interpretar a un sexy vaquero en Thelma & Louise, tiene decenas de créditos cinematográficos a sus espaldas, ha revolucionado el último Festival de Cannes y protagoniza una de las películas más esperadas de los últimos años, pero Brad Pitt considera que puede ser la hora de retirarse. No del todo, pero sí cree que es el momento para dejar paso a la nueva generación en el ámbito de la actuación.

Así lo revela en una entrevista con la revista GQ Australia, en la que protagoniza su portada de julio/agosto. "Cada vez hago menos [papeles]. Realmente creo que es el turno de los jóvenes. No porque no haya papeles importantes para hombres mayores pero, simplemente, creo que el juego es así; avanza de manera natural", asegura el actor, de 55 años.

Un pensamiento que llega en un momento en el que el intérprete ha decidido centrarse en otras tareas del sector, como en la producción y creación de películas y series de televisión a través de su creciente productora Plan B Entertainment. Con esta compañía, que fundó junto a su exesposa, la también actriz Jennifer Aniston, Pitt ha participado en exitosos filmes como Troya o Guerra mundial Z. "Ahora estoy más detrás de las cámaras, en el lado del productor, y eso me gusta mucho", admite, y añade: "Tengo curiosidad por ver el desarrollo y el futuro de la película, cómo va cogiendo forma. Cada vez se están viendo a más escritores, directores y actores que tienen una oportunidad en este campo".

"Me gusta pensar que hay espacio para ambos", reflexiona en la entrevista sin querer aclarar si Érase una vez en... Hollywood, la última película que protagoniza junto a Leonardo DiCaprio bajo la dirección de Quentin Tarantino y que se estrena el 15 de agosto, será, de verdad, la última.

En el ámbito personal, el actor no está pasando por una buena racha, aunque su interminable divorcio de Angelina Jolie, de quien se separó en 2016, parece que poco a poco va llegando a su fin. El mayor problema entre ambos intérpretes ha recaído en la custodia de sus seis hijos — Maddox, de 15 años; Zahara, de 11; Shiloh, de 11; Pax, de 12; y los gemelos Vivienne y Knox de 10—, pues Jolie ha puesto más de un impedimento en que Pitt los viera.

Aunque en abril de 2018 llegaron a un primer acuerdo sobre su divorcio, la cuestión se complicó el pasado julio, cuando un juez obligó a la actriz a que sus hijos mantuvieran una buena relación con su padre. Jolie se había quejado de que él no pagaba la pensión, y exigía "el 50% de los gastos de los niños" y una compensación retroactiva. Finalmente, la pareja logró llegar a un inicio de acuerdo de custodia el pasado diciembre. Solucionado el tema de los niños, que pasan temporadas tanto con su padre como con su madre, a quien acompañan a los rodajes, a la expareja aún les queda poner orden a sus finanzas, pues tienen que repartirse 450 millones de euros.

Hace unos años el actor reconoció que fue el alcohol lo que acabó con su relación de una década con Jolie, quien en su demanda de divorció aseguró "diferencias irreconciliables". Tras su ruptura, muchos han sido los que han intentado juntar de nuevo a Brad Pitt con Jennifer Aniston, con especial ahínco después de que este fuera uno de los invitados a la fiesta del 50 cumpleaños de la actriz. Pero ambos lo niegan y aseguran que han retomado la amistad.