Textos y fotos »

Marta Álvarez Guil asume hoy la presidencia de El Corte Inglés

Diario- Miguel Ángel Noceda 09/07/2019
El consejo de administración de la empresa convocará la junta de accionistas el 25 de agosto
 

El consejo de administración de El Corte Inglés tiene previsto nombrar hoy a Marta Álvarez Guil presidenta de la empresa. La ejecutiva, hija del expresidente del grupo Isidoro Álvarez, sustituye a Jesús Nuño de la Rosa, que ha estado un año en el cargo y que se mantendrá en la compañía como consejero delegado responsable de las filiales (viajes, seguros, informática y servicios financieros). Marta Álvarez se convertirá en la sexta presidenta de los grandes almacenes, en los que siempre ha estado al frente un representante de la familia excepto la corta etapa de Nuño de la Rosa.

El nombre de Marta Álvarez ya apareció como posible presidenta el pasado año tras la crisis interna que acabó con la salida forzada de su primo Dimas Gimeno Álvarez. Sin embargo, diversas circunstancias, principalmente la existencia de varios pleitos interpuestos contra ella y su hermana Cristina por la familia del presidente saliente la hicieron rehusar. Ahora, una vez que se han resuelto a su favor una parte importante de las demandas (entre ellas la que pedía la nulidad de la adopción por parte de Isidoro Álvarez), se ha allanado el camino para que asuma el cargo.

En la actualidad, Marta Álvarez controla, junto a su hermana, en torno al 15% del capital de El Corte Inglés a través IASA, sociedad patrimonial que posee el 22,18% del grupo y en la que también participan Dimas Gimeno y la madre de este, María Antonia, y su tío César. Además de ese paquete cuenta con el apoyo de la Fundación Ramón Areces, principal accionista de la empresa con el 37,39% y de la que las dos hermanas son patronas; así como los de Cartera Mancor (7%), de la familia García Peña, y Corporación Ceslar (9%), de la familia Areces Galán. También cuenta con el respaldo de los consejeros independientes, Manuel Pizarro y Fernando Becker; de los dos ejecutivos, Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo. Parece contar con el de Primefin, la sociedad a través de la que el inversor catarí Al Thani, que posee el 10,3%, aunque su postura es una incógnita.

El consejo también decidirá la celebración de la junta general de accionistas el 25 de agosto, último domingo del mes, como es tradicional en la empresa. La junta tendrá que aprobar la renovación de Manuel Pizarro como consejero para los próximos cinco años después de haber cumplido un plazo del mismo tiempo en el consejo.

El camino de Marta Álvarez hasta la presidencia ha estado marcado por esa lucha con su primo Dimas Gimeno, que se resistió en el cargo pese a quedarse en minoría. Elegido por su tío Isidoro para sustituirle; tras su muerte, ocurrida en septiembre de 2014, se puso al frente, pero encontró la tirantez de sus primas, que accedieron en el mismo momento al consejo de la empresa y al patronato de la Fundación. En este organismo se opusieron a que Dimas ocupara la presidencia (los dos presidentes anteriores de El Corte Inglés habían compaginado los dos cargos), que recayó en el veterano Florencio Lasaga. Luego Gimeno perdió los poderes ejecutivos de la empresa en octubre de 2017, que pasaron a dos consejeros delegados de la confianza de las hermanas (Nuño de la Rosa y Del Pozo), y definitivamente la presidencia en junio de 2018. Gimeno interpuso una demanda por haber sido despojado de esos poderes, que retiró tras negociar con la empresa antes de la junta del año pasado.

Pero lo que no se retiraron fueron las demandas interpuestas por la madre de este, María Antonia Álvarez, entre ellas la contraria a su adopción, en la que la juez consideró que esta carece de legitimación activa para demandar. La decisión ha sido recurrida. Además, las hermanas Álvarez Guil han ganado la demanda contra una serie de acuerdos adoptados en la junta de IASA de octubre de 2017. Asimismo, fue rechazada la querella presentada por Gimeno , por administración desleal, delito societario y corrupción en los negocios contra el exjefe de seguridad de los grandes almacenes, Juan Carlos Fernández-Cernuda, hombre de entera confianza de las hermanas.

Además, María Antonia Álvarez impugnó el acuerdo de reducción de capital de IASA de 6 de septiembre de 2016 y pidió la nulidad del acuerdo de asunción de deuda de 25 de octubre de 2016 y la modificación y reducción del legado que recibió de su hermano, que pasó de 10 a cinco millones de euros. Esta demanda se dirige, además de a las hermanas, a su madre María Josefa Guil y los albaceas Carlos Martínez Echevarría, Ramón Hermosilla y Antonio Hernández Gil, así como contra los legatarios.