Textos y fotos »

Ribera evita juzgar el plan de la CNMC que recorta la retribución de las eléctricas

Diario- Laura Delle Femmine 11/07/2019
La ministra de Transición Ecológica se desmarca de las críticas de REE a la propuesta de Competencia
 

"Creo que el presidente de Red Eléctrica [REE] responde por su empresa, no por el Gobierno". Así la ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha valorado el comunicado lanzado ayer por el operador del sistema eléctrico y firmado por su presidente, Jordi Sevilla, que critica duramente la propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de recortar la retribución al transporte eléctrico y de gas. "Estamos en una fase inicial en la que la CNCM ha presentado un borrador", ha añadido Ribera este jueves en declaraciones a periodistas tras su intervención en el evento Los Retos del Coche Eléctrico, organizado por las principales cabeceras del Grupo PRISA, editor de EL PAÍS. La ministra en funciones ha recordado que el supervisor lleva años anunciando un cambio en la metodología de cálculo y que el ministerio trasladará su opinión al organismo en un informe en el que está trabajando.

La propuesta de la CNMC prevé un recorte de un 7% a la retribución de las eléctricas y de un 17,8% a las distribuidoras de gas. Por otro lado, el transporte de electricidad y gas, de las que son responsables REE y Enagás, tendrá un recorte de 8,2% y 21,8%, respectivamente. Sevilla criticó en su carta que este planteamiento podría dificultar la transición energética y el cumplimiento del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), al no fijar, a su juicio, un entorno regulatorio claro.

También Naturgy criticó duramente la propuesta de la CNMC y anunció su decisión de paralizar de forma temporal las inversiones en nuevas redes de gas en España. "No entro a juzgar", ha dicho Ribera este jueves, y añadió que el plazo para las alegaciones es hasta el 9 de agosto. "Lo que sí me consta es que Naturgy cuenta con quedarse en el mercado energético español", ha añadido.

560 millones de beneficios por transformar el parque vehicular

Durante su intervención en el acto, patrocinado por Endesa y Jaguar Land Rover, Ribera ha insistido en que la calidad del aire, responsable de 30.000 muertes prematuras al año en España, es una de las principales preocupaciones del ministerio. Ha recordado el compromiso del país de transitar hacia una total descarbonización del transporte y las oportunidades que el coche eléctrico supone para la industria, que para España se traduciría en unos beneficios de 560 millones de euros de aquí a 2030 por la transformación del parque vehicular.

Por ello, se ha mostrado confiada no solo en que Madrid Central se mantenga vigente, pese a la hostilidad del nuevo Ayuntamiento dirigido por el popular José Luis Martínez-Almeida, sino que su modelo se amplíe a otras zonas del país. "No me cabe la menor duda de que Madrid Central va a avanzar y no a retroceder. Nos lo recuerdan la Comisión Europea, la OMS [Organización Mundial de la Salud] y sobre todo los ciudadanos", ha dicho. El miércoles, la ciudad de Madrid y el Área Metropolitana de Barcelona recibieron un aviso de Bruselas por los elevados niveles de contaminación. La ministra en funciones ha explicado que las dos administraciones todavía no han tenido "el tiempo material" para contestar a las cartas de la Comisión, y ha añadido que existen otras zonas, como el corredor de Henares, donde es necesario intervenir para reducir la polución.

"La movilidad está cambiando, debemos de aprender a construirla con rigor", ha señalado Ribera. El coste más elevado de los vehículos eléctricos —se prevé una paridad de precio con los coches de combustión entre 2022 y 2025, ha recordado Ribera—, su menor autonomía y escasez de puntos de recarga hacen que no sean la primera opción para el consumidor. "Es un reto enorme", ha dicho Ribera, "pero no es una cuestión transitoria ni una moda, es un cambio estructural".

También la ministra en funciones de Industria, Reyes Maroto, ha participado en el evento y ha insistido en la necesidad de crear las condiciones para que la descarbonización del transporte se convierta en una realidad. En una mesa redonda junto al consejero delegado de Endesa, José Bogas, y el presidente de Jaguar Land Rover, Luis Antonio Ruiz, Maroto ha reconocido que España no cuenta con un plan de estímulo suficiente para impulsar la difusión del vehículo eléctrico, también debido, ha recordado, a que el Gobierno está trabajando con un presupuesto prorrogado. "Por eso también es importante tener un Gobierno estable", ha dicho.

Maroto ha recordado que España forma parte de la Alianza de las Baterías de la UE y que hay conversaciones con Portugal para sentar las bases para una hipotética alianza ibérica en este sentido. Asimismo, ha asegurado que se está trabajando para desarrollar baterías también en España -que hoy en día representan la mitad del coste de un coche eléctrico-, y así reducir las importaciones de los grandes fabricantes asiáticos. De momento, el Gobierno ha firmado un acuerdo con China para crear un ecosistema que permita la llegada de empresas de este país a España en el corto plazo, y de ahí se vaya avanzando hacia el desarrollo de una tecnología propia. Bogas, de Endesa, ha asegurado a su vez que para 2023 habrá puntos de recarga en las vías principales a una distancia máxima de 100 kilómetros. "Queremos convertir a España en una plataforma de desarrollo del vehículo eléctrico", ha concluido Maroto.