Textos y fotos »

Bolsonaro sopesa nombrar a uno de sus hijos embajador en Washington

Diario- / Felipe Betim 12/07/2019
El presidente afirma que su hijo Eduardo, diputado y que le acompañó en la entrevista con su homólogo de EEUU "es amigo de los hijos de Trump, habla inglés y español"
 

Sería un gran regalo por su 35 cumpleaños. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sopesa nombrar a su hijo Eduardo, el diputado federal más votado de Brasil, como embajador en Washington, la legación más preciada. "Sí, está en mi radar. Es una posibilidad", afirmó este jueves en Brasilia el mandatario. Bolsonaro hijo, que ejerce de oficioso ministro de Exteriores, ha defendido sus credenciales este viernes y respondido a las críticas de nepotismo: "No soy un hijo de diputado (en referencia al presidente) que de la nada está siendo elevado a esta condición. Estamos haciendo un trabajo, soy presidente del Comité de Relaciones Exteriores (de la Cámara), y tengo mundo". El diputado, que salía del Palacio de Itamaraty, sede del ministerio y casa madre de la sofisticada diplomacia brasileña, ha añadido: "Estuve intercambio, he frito hamburguesas en EEUU". Típico comentario marca Bolsonaro.

El tercero de los hijos de Bolsonaro cumplió el miércoles 35 años, la edad mínima para ser embajador en este país. Eduardo se ha referido a la oferta de su padre, con el que la analizará en persona el próximo domingo, tras reunirse a primera hora con el titular de Exteriores, Ernesto Araujo. Respondiendo a la estupefacción, las críticas y las acusaciones de nepotismo, el diputado Bolsonaro ha recalcado que requerirá "la ayuda de los colegas de Itamaraty, de los diplomáticos, porque va a ser un desafío grande. Pero todo va a salir bien". El Senado tendría que ratificar el nombramiento.

Cabe la posibilidad de que no sea el único hijo de… anunciado como embajador estos días. Fuentes del Gobierno brasileño han filtrado al diario O"Globo que Donald Trump sopesa nombrar a su hijo Eric embajador en Brasil, puesto que está vacante.

El de Eduardo está en gestación pero no hecho. Un ministro ha añadido una buena dosis de escepticismo este viernes. "Es un proceso que ya veremos si es confirmado. ¿Él (Bolsonaro padre) no dijo que la embajada iría a Jerusalén? ¿Y dónde está? En Tel Aviv. El presidente tiene momentos de esos", ha dicho el ministro de la Secretaría de Gobierno, el general retirado Luiz Eduardo Ramos, en un desayuno con la prensa.

El presidente encabeza un clan político que además del diputado Eduardo, incluye al senador Flavio y al concejal de Río de Janeiro Carlos.

Eduardo Bolsonaro es licenciado en Derecho y registrador de la Policía Federal, y a pesar de ocupar la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara no tiene considerable experiencia en relaciones internacionales ni para ocupar un puesto diplomático clave tradicionalmente reservado a miembros de la élite del Ministerio de Exteriores. Sin embargo, el hijo del mandatario fue uno de los impulsores el nombramiento del canciller Araújo y organizó el viaje presidencial a Washington en marzo pasado. "Es amigo de los hijos de Donald Trump, habla inglés y español, y tiene una vivencia muy grande del mundo. Podría ser una persona adecuada y hacerlo muy bien", destacó el presidente. Su hijo deslizó la víspera en su primera reacción que, por ser muy cercano al jefe de Estado, sería bien visto por la Casa Blanca.

Cuando el presidente se reunió con Trump en el Despacho Oval, su hijo Eduardo fue el único miembro de la delegación brasileña presente, algo que enfadó a Araújo. El diputado federal ha llegado a ser más influyente que el propio ministro, muy cercano a Olavo de Carvalho, referente ideológico de la extrema derecha brasileña que ha aupado a Bolsonaro a la presidencia del país más poblado de América Latina.

El Senado tendría que respaldar el nombramiento del hijo del presidente. El lazo familiar de primer grado podría ser considerado nepotismo y cuestionado en el Supremo Tribunal Federal, pero el diputado —admite que tendrá que renunciar a su escaño— no cree que eso ocurra.

La embajada en Washington es considerada estratégica por el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, que ha llevado a cabo un acercamiento a la principal potencia del planeta en tiempos de Donald Trump. El diplomático bolsonarista Nestor Forster era visto como el favorito para sustituir el diplomático Sérgio Amaral, destituido en abril por Araújo. Desde principios de año se especula con quién ocupará el puesto, pero el presidente asegura haberlo decido ya este jueves. "De mi parte, yo me decidí. Pero no es no es una decisión fácil para él, que tendrá que dejar su mandato [en la Cámara de Diputados]", afirmó. "A pesar de ser mi hijo, es él que tiene que decidir".