Textos y fotos »

Dos empresas de "renting" estafan un millón de euros con vehículos de lujo

Diario- F. Javier Barroso 16/07/2019
Los responsables del entramado denunciaban el falso robo de los turismos de alta gama y los enviaban a Alemania para modificarlos
 

Dos empresas de renting (alquiler con opción a compra) habían ideado un novedoso sistema para hacerse con una flota de vehículos de lujo y poder revender los turismos sin tener que pagarlos a sus legítimos propietarios. Los responsables de este entramado simulaban el robo de los coches tras lo cual los trasladaban a Alemania donde eran modificados y se les dotaba de una documentación falsa. La Guardia Civil de Tráfico de Madrid calcula que el montante de la estafa alcanza los 1,14 millones de euros.

Una inspección por parte de los agentes del Sector de Tráfico de Madrid en noviembre del año pasado levantó las sospechas. Los guardias acudieron a una empresa de vehículos de alquiler a largo plazo y comprobaron que uno de los turismos de alta gama tenía la documentación falsificada, por lo que fue intervenido. Los agentes contactaron con el usuario de ese coche y este les dijo que había efectuado el renting con un pago en efectivo. Eso hizo pensar a los agentes que quizás estaban ante un caso de estafa, falsificación y blanqueo de capitales.

Los agentes llegaron hasta dos empresas especializadas en estos alquileres y descubrieron que alquilaban grandes flotas de vehículos de lujo y que utilizaban varios métodos para obtener grandes beneficios.

En primer lugar, utilizaban documentación robada a personas generalmente extranjeras con la que formalizaban contratos para sacar el vehículo a Alemania o Francia. Cuando pasaban la frontera, denunciaban el robo para cobrar el seguro. El turismo era maquillado, como se conoce en el argot el cambio de número de bastidor. Una vez rematriculado, regresaba a España donde era vendido a particulares.

Pagos en efectivo

Otro método consistía en realquilar la flota a terceras personas, quienes al ser una actividad ilícita, lo que hacían era cobrar a sus clientes en efectivo, como el caso que motivó la apertura de la operación.

Los investigadores han realizado numerosas inspecciones en casas comerciales dedicadas al renting de vehículos de lujo, haciendo un pormenorizado seguimiento a las webs, puntos de venta y alquiler. Todo ello ha permitido descubrir que los empresarios investigados operaban de forma irregular en Madrid, Barcelona, Málaga, Zaragoza y A Coruña.

Los guardias civiles de Tráfico han detenido a los administradores de las dos empresas. Estos utilizaban a los trabajadores para completar las transacciones. Según las pesquisas, los empleados desconocían las situaciones irregulares de los vehículos. Los beneficios económicos superaban los 19.800 euros al día, según el instituto armado. Además, han logrado blanquear más de siete millones de euros.

La Guardia Civil ha recuperado 91 vehículos de lujo sustraídos, cuyo valor asciende a 1.140.000 euros. Se han realizado un total de seis registros y nueve inspecciones, que han concluido con la desarticulación total de la red criminal.